El origen de este dulce se remonta a tiempos del Imperio romano. Su forma de rosca imita una corona real, y la fruta escarchada, sus joyas.
500 gr. de harina
50 gr. de levadura prensada
125 gr. de azúcar
25 gr. de nata líquida
125 gr. de mantequilla
25 gr. de agua de azahar
2 huevos
la ralladura de una naranja
50 gr. de zumo de naranja
5 gr. de sal
25 gr. de ron
frutas confitadas.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

Disfruta de este postre tradicional, que ahora puedes elaborar a tu gusto y con tus propios regalos, gracias a esta vídeoreceta que te ofrecen Lucas y Javi.

Rosco de Reyes

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será disolver la levadura en el agua de azahar y la nata. Tapa con film transparente y deja fermentar durante media hora.

Transcurrido el tiempo de fermentación, añade el ron y los dos huevos. Ahora ve añadiendo la harina poco a poco, y sin dejar de varillear.

Una vez estén todos los ingredientes bien incorporados, incorpora la mantequilla, el azúcar, una pizca de sal, el zumo de naranja y su ralladura. Trabaja con las manos hasta obtener una masa elástica y algo pegajosa.

Dale forma de rosco a la masa e introduce en el horno a 40ºC durante media hora para que fermente.

Una vez fermentado (habrá doblado su tamaño), sácalo del horno, píntalo con huevo batido y espolvoréalo con azúcar y frutas escarchadas.

Vuelve a introducir en el horno a 170ºC hasta que la masa quede bien dorada.

 Información Nutricional

Los ingredientes empleados para elaborar el roscón van a aportar sobre todo una buena cantidad de hidratos de carbono procedentes de la harina y el azúcar. Los huevos, por su parte, incorporarán proteínas de alta calidad. Además de proteínas, los huevo también son ricos en vitaminas liposoluble A y D, y en minerales como el yodo, el hierro, el fósforo, el magnesio y el selenio.

Este gran aporte de hidratos de carbono deberán tenerlo en cuenta los diabéticos, a los que se les recomienda evitar, en la medida de lo posible, estos dulces en su dieta. De todas formas, este es un dulce que suele consumirse una vez al año, y un “capricho” nos lo podemos permitir todos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina