Entrada

Salmonetes albardados con beicon

El samonete contiene grasas insaturadas omega-3, que nos ayudan a reducir los niveles de colesterol
2 salmonetes
4 lonchas de beicon
1 cuarto de col
2 patatas
sal y pimienta
3 dientes de ajo
1 guindillas
100 ml. de aceite de oliva y una cucharada de vinagre.
Calorías 109 kcal / 100gr
Proteína 19 gr / 100gr
Grasa 3.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Nuestros expertos cocineros nos proponen hoy una receta exquisita con la que disfrutar del pescado de una manera diferente.

Salmonetes albardados con beicon

 Así lo cocinamos

Lo primero que debemos hacer es limpiar los salmonetes y separar los lomos de las espinas. Envolvemos cada lomo en una loncha de beicon muy fina. En una sartén con un poco de aceite de oliva, marcamos los salmonetes por el lado de la piel. Reservamos.

En una olla con agua y un poco de sal ponemos la col cortada muy final y las patatas peladas y troceadas. Cocemos hasta que queden tiernas.

Ahora hacemos una salsa bilbaína laminando los dientes de ajo. Los colocamos en una sartén con aceite y la guindilla. Antes de que se tueste agregamos la cucharada de vinagre.

Regamos la patata y la col (previamente escurridas) con un chorreón de aceite y una pizca de pimienta y sal. Por último, damos a los salmonetes un toque de horno.

A la hora de servir disponemos en el fondo la guarnición de patatas y col. Encima colocamos los salmonetes y regamos con la salsa bilbaína.

 Información Nutricional

El salmonete, el protagonista de esta receta, es un pescado semigraso. Pero las grasas que éste contiene son insaturadas del tipo omega-3, que nos ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, éstos ácidos grasos hacen más fluida la sangre, evitando así la formación de coágulos o trombos.

Su contenido proteico no es muy elevado, pero las proteínas que posee son consideradas de alto valor biológico porque contienen todos los aminoácidos esenciales. Este pescado también presenta en su composición diferentes minerales y vitaminas, como la B1, B2 y B3, que permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos. En cuanto a los minerales, el salmonete contiene fósforo, potasio, magnesio y yodo, indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Hay que tener en cuenta que este pescado lo acompañamos con beicon, lo que incrementará el contenido calórico de la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina