Entrada

Sardinas marinadas con jamón y uvas

La sardina es muy rica en Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares
7 sardinas frescas
1 kg. de sal gruesa
50 gr. de jamón ibérico
2 rebanadas de pan de pueblo
100 gr. de uvas
1 tomate
2 dientes de ajo
ralladura de naranja
ralladura de limón
pimienta negra
albahaca baby
flores de orégano
unas hojas de berro y aceite de oliva.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

En este vídeo Lucas y Javi te enseñan a preparar un entrante muy fresquito y saludable combinando sabores como el de las sardinas y el jamón.

Sardinas marinadas con jamón y uvas

 Así lo cocinamos

Limpia las sardinas de escamas y vísceras. Ahora saca los lomos y colócalos en una bandeja con la piel hacia abajo. Cubre los lomos con la sal gruesa, la pimienta negra y las ralladuras de los cítricos. Dejamos reposar en el frigorífico durante 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, retiraremos la sal de los lomos y reservaremos en aceite de oliva.

Ralla el tomate y el ajo. Ahora lo colamos para que el pan no coja demasiada humedad. Entonces aliñamos con aceite de oliva, sal y albahaca baby. Reservamos y tostamos las rebanadas de pan en la parrilla.

Unta el pan con el aliño de tomate y ajo.

Escurre bien los lomos de sardina y cuádralos. Ahora disponlos sobre la rebanada de pan tostada junto con el jamón, las uvas cortadas en cuartos, unas hojas de berro y unas flores de orégano para decorar.

 Información Nutricional

El ingrediente estrella de este original aperitivo es la sardina, un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules. Éstos destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre.

La sardina contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina