Por sus características y por su sencillez, esta receta es ideal para los meses más fríos del año
8 dientes de ajo
50 ml. de aceite de oliva
200 gr. de pan de pueblo
1 litro de caldo de ave
100 gr. de hueso de jamón
12 lonchas de jamón ibérico
4 huevos
un chorreón de vinagre
pimentón dulce
tomillo fresco y sal.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 4.3 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 24.4 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Nuestros expertos Lucas y Javi, proponen en esta ocasión una sencilla y contundente sopa de ajo para combatir el frío de estos meses de invierno.

Recuerda que la semana que viene volveremos con nuevas recetas.

Sopa de ajo con jamón y huevo

 Así lo cocinamos

Pela todos los ajos y lamina seis de ellos. Los otros dos los reservaremos.

Ahora corta el pan de pueblo en finas rebanadas, úntalas con el ajo reservado y rocía con un poco de aceite de oliva. Tostar y reservar.

A continuación, vierte un buen chorro de aceite de oliva en una sartén y fríe los dientes de ajo laminados. Retira el ajo cuando éste se haya dorado.

En el mismo aceite donde hemos dorado los ajos, refreiremos el pimentón y, acto seguido, agregaremos el caldo de ave. Añade también una ramita de tomillo fresco.

Deja cocer a fuego lento durante 20 minutos, cuela y reserva.

Pon agua con sal a hervir en una cazuela baja. Una vez arranque el hervor, añade un chorreón de vinagre. Baja el fuego al mínimo y escalfa los huevos de uno en uno.

Servir la sopa bien caliente y acompañada de los huevos escalfados y unas lonchas de jamón ibérico.

 Trucos y Consejos

Si lo deseamos, podemos añadirle también a la sopa un chorreón de vino blanco. Éste le conferirá a la sopa un sabor delicioso.

Es importante que vertamos el caldo inmediatamente después de añadir el pimentón. Si no lo hacemos así, éste se podría quemarse y dar un desagradable sabor amargo a nuestra sopa.

 Información Nutricional

La sopa de ajo es uno de los platos más populares de nuestra gastronomía. Entre sus ingredientes encontramos el jamón, rico en proteínas y grasa, y el pan, que aporta a la sopa una buena cantidad de hidratos de carbono complejos.

El huevo, por su parte, va a enriquecer el plato con proteínas de una excelente calidad. Además, hemos condimentado esta sopa con pimentón, lo que, unido al intenso sabor de sus ingredientes, puede hacer posible el evitar la adición de sal, ventaja de la cual pueden aprovecharse aquellas personas que padezcan hipertensión o retención de líquidos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina