Entrada

Sopa de hinojo con mejillones

El mejillón es rico en proteínas de alto valor biológico y en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia
Para la sopa de hinojo y cebolleta: 250 gr. de cebolleta, 125 gr. de mantequilla, 100 gr. de hinojo, 4 mejillones y el caldo de su cocción. Para la ensalada: cebollino, una cebolleta, 1 tomate en dados, semillas de tomate, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra, una lima y su piel, sal ahumada.
Calorías 68 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La cocina es un arte, y como tal se presta a creaciones como ésta, donde Lucas y Javi consiguen una receta de autor con ingredientes muy sencillos y económicos.

Sopa de hinojo con mejillones

 Así lo cocinamos

La sopa de hinojo: Lo primero que haremos será limpiar los mejillones y abrirlos con la piel de lima en una cazuela tapada. Pica la cebolleta y el hinojo para pochar el conjunto en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Añade el caldo de los mejillones colado y deja hervir a fuego suave durante unos minutos. Triturar el resultado en frío con la mantequilla hasta conseguir una crema fina y homogénea.

Para la ensalada: Corta la cebolleta y el cebollino en una juliana muy fina, que introduciremos en un bol con agua y hielo. Corta el tomate en daditos y alíñalos con el zumo de lima, su ralladura, cebollino picado y aceite de oliva.

Para el emplatado, dispón los mejillones en el centro de un plato sopero. Añade ahora las semillas de tomate, los daditos de tomate aliñados, la cebolleta y el cebollino en hielo. Condimenta con pimienta negra y sal ahumada en escamas. Por último, vierte la sopa de hinojo y cebolleta.

 Información Nutricional

El mejillón es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.

Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol. En su composición también encontramos purinas, por lo que su consumo tampoco se aconseja a personas con gota o hiperuricemia.

En esta receta también encontramos vegetales, como el tomate, el hinojo y la cebolleta, que enriquecen el plato con una buena cantidad de vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes, muy beneficiosos para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina