Entrada

Sopa de tomate con almejas y gambas

Sencillo y original plato con un alto contenido en vitaminas y minerales.
2 kg. de tomates tipo pera en conserva
2 cebollas
1 cebolleta
4 ajos
2 pimientos verdes
16 almejas
16 gambas
100 ml. de vino fino
20 ml. de nata líquida
una rebanada de pan del día anterior
laurel
tomillo
hierbabuena
aceite de oliva y sal.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En esta ocasión nuestros expertos, Javi y Lucas nos preparan una Sopa de tomate con almejas y gambas, muy sencilla de preparar y que podrás presentar tanto un día cualquiera, como en una ocasión especial.

Recuerda que cada semana te ofrecemos nuevas videorecetas para ayudarte en la cocina.

Sopa de tomate con almejas y gambas

 Así lo cocinamos

Pica la cebolla, la cebolleta, el ajo y el pimiento verde. Ahora refríe estas verduras en una cazuela con aceite de oliva hasta que empiecen a tomar color, momento en el cual añadiremos los tomates picados, sin pepitas y escurridos. Sofríe el tomate hasta que quede casi deshecho.

Incorpora ahora la miga de pan, el vino fino y las hierbas aromáticas.

Tritura el conjunto y prueba el punto de sal.

Las cabezas de las gambas las usaremos para hacer un concentrado y así potenciar el sabor de la sopa. Para conseguir dicho concentrado, saltea las cabezas en una sartén a fuego fuerte y machácalas contra un colador para obtener su esencia y añadirla al guiso.

Cuando tengas la sopa a punto, pásala por un chino y ponla a hervir junto con las almejas y las gambas peladas. Espera hasta que se abran las almejas.

Sirve la sopa bien caliente en un plato hondo y decora con unas gotitas de nata semimontada y unas hojitas de hierbabuena.

 Trucos y Consejos

Si al probar la sopa notas que está demasiado ácida, añade una cucharadita de azúcar para contrarrestar dicha acidez.

 Información Nutricional

El protagonista indiscutible de esta receta es el tomate. Éste es rico en licopeno, un pigmento carotenoide que le proporciona al tomate su color rojo y que destaca por sus propiedades antioxidantes. El tomate está compuesto además por otros nutrientes reguladores, tales como el ácido fólico, el potasio y el magnesio.

Esta sopa de tomate es un estupendo cóctel de vitaminas y minerales, y está indicado para todas las edades. Las gambas y las almejas presentes en esta sopa poseen un alto valor nutritivo, pues aportan una buena cantidad de proteínas de calidad y su contenido graso es bajo. Pero también hay que decir que poseen una alta proporción de colesterol y purinas. Por ello, aquellas personas que padezcan hiperuricemia o gota deberán moderar el consumo de este tipo de platos, ya que el marisco es rico en purinas, que en nuestro organismo se transforman en ácido úrico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina