Un estudio de la BBC desvela que el chocolate produce un aumento de la actividad cerebral y del ritmo cardíaco más intenso que el asociado a un beso apasionado
Para la base: 125 gr. de mantequilla, 100 gr. de azúcar glass, 1 pellizco de sal, 255 gr. de harina, 1 vaina de vainilla, la ralladura de un limón. Para el relleno: 2 tazas de nata líquida, 1 pellizco de sal, 2 cucharadas de azúcar, 1 taza de mantequilla, 450 gr. de chocolate de cobertura (70% de cacao), 1 tacita de leche y cacao en polvo.
Calorías 510 kcal / 100gr
Proteína 5.3 gr / 100gr
Grasa 30 gr / 100gr
Hidratos de carbono 47 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

La vida está para vivirla, date un capricho con esta deliciosa tarta de chocolate.

Tarta cremosa de chocolate

 Así lo cocinamos

La base: En un bol, bate la mantequilla con el azúcar glass y la sal. Cuando obtengas una pasta homogénea, añade la harina y las dos yemas de huevo. Mezcla bien con una lengua. Ahora añade la ralladura de limón y la leche. Trabaja con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Tapa el bol con film transparente y deja reposar en el frigorífico durante 1 hora.

Transcurrido el tiempo de reposo, estira la masa y forra con ella un molde para tartas. Hornea durante 12 minutos.

El relleno: Pon a hervir en un cazo la nata con el azúcar y la sal. Una vez hierva, añade el chocolate y la mantequilla. Remueve hasta obtener una crema fina y añade la leche. Liga la mezcla y deja enfriar a temperatura ambiente de una a dos horas.

Vierte el relleno en el molde con la masa horneada y deja reposar en el frigorífico.

Desmolda y decora con cacao en polvo y unas hojas de menta.

 Información Nutricional

Los postres son elaboraciones que suelen tener un contenido calórico bastante elevado y esta tarta que os presentamos hoy no es una excepción, ya que contiene ingredientes como la mantequilla, el chocolate y la nata, que son ricos en grasa. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para aquellas personas que deben restringir la grasa de su alimentación. Tampoco es una receta indicada para diabéticos, pues se ha empleado una importante cantidad de azúcar para su elaboración.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina