El bizcocho amarmolado se denomina así por su aspecto similar al de las vetas que se forman en la piedra del mármol
125 gr. de mantequilla pomada
220 gr. de azúcar glass
150 gr. de huevo
220 gr. de harina
6 gr. de impulsor; 15 gr. de pasta de pistacho; 25 gr. de leche
15 gr. de cacao
1 gr. de colorante rojo
y ½ vaina de vainilla.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Nuestro experto repostero Manu Jara nos presenta en este vídeo un esponjoso bizcocho de tres sabores. Un postre muy vistoso y de mejor sabor.

Bizcocho amarmolado

 Así lo cocinamos

Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta homogeneizar bien. Vamos añadiendo los huevos progresivamente y batimos hasta que quede esponjoso. Por último, incorporamos la harina previamente tamizada junto con el impulsor, hasta conseguir una masa homogénea.
Dividimos esta masa en tres partes iguales. Mezclamos una de las partes con la pasta de pistacho; otra con la leche, el cacao y el colorante rojo y, la última parte, con la vainilla.
Ponemos cada una de las tres mezclas en una manga pastelera distinta y las vamos repartiendo en los moldes de manera aleatoria.
Los metemos en el horno y los cocemos a 160 grados durante 24 minutos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina