El término gofre proviene de la palabra holandesa waffer, que son los hierros con los que se hacían los gofres en la cocina medieval
Para la masa de los gofres: 125 gr. de leche, 125 gr. de harina, 100 gr. de mantequilla, 2 gr. de sal, 60 gr. de claras de huevo, 10 gr. de impulsor, 2 gotas de azahar y 40 gr. de azúcar. Para la nata montada: 250 gr. de nata fresca, 40 gr. de azúcar y media vaina de vainilla. Para la salsa de chocolate: 400 gr. de agua, 150 gr. de cacao en polvo, 150 gr. de azúcar y 200 gr. de nata. Cacahuetes tostados y helado de vainilla.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Hoy cocinamos, de manos de Manuel Jara, unos originales gofres ideales para las meriendas de los más pequeños y no tan pequeños.

Gofres de chocolate con vainilla

 Así lo cocinamos

La masa de los gofres: Mezclamos el azúcar con la sal, la harina y el impulsor. Añadimos la leche en dos veces y la mantequilla derretida. Montamos las claras al punto de nieve y mezclamos con la masa anterior.

Añadimos la esencia de azahar y dejamos reposar en frío 1 hora aproximadamente.

Hacemos los gofres en una gofrera.

La nata montada: Dejamos macerar la nata con la vainilla de 12 a 24 horas. Una vez pasado el tiempo, mezclamos con el azúcar y montamos.

La salsa de chocolate: Mezclamos el agua, el cacao en polvo, el azúcar y la nata y reducimos al fuego.

Lo presentamos cortando una tira del gofre y rellenando las cavidades con los cacahuetes tostados y la salsa de chocolate. Intercalamos el helado de vainilla con la nata montada y, para darle un toque de originalidad, vertemos una línea de salsa de chocolate encima.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina