El macaron es un dulce típico de la repostería francesa que tiene su origen en el siglo XVI
Para los macarons: 170 gr. de harina de almendra, 200 gr. de azúcar glas, 150 gr. de claras de huevo, 150 gr. de azúcar, colorante rojo y rosas cristalizadas. Para la ganache de rosas: 200 gr. de nata, 250 gr. de chocolate blanco, 20 gr. de glucosa, 20 gr. de azúcar invertido, 35 gr. de manteca de cacao, 18 gr. de concentrado de rosa y 35 gr. de mantequilla.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

En este vídeo, nuestro experto repostero Manu Jara nos enseña a elaborar una delicia de la repostería francesa muy sorprendente.

Macarons de rosas

 Así lo cocinamos

Comenzamos haciendo los macarons. Para ello, tamizamos el azúcar glas con la harina de almendra y reservamos.

Montamos las claras con la batidora y, cuando éstas empiecen a hacer dibujo, incorporamos el azúcar en forma de lluvia sin dejar de batir hasta que se haya incorporado.

Ahora incorporamos el azúcar tamizado con la harina de almendra y movemos delicadamente con ayuda de una espumadera para evitar castigar mucho las claras.

Añadimos el colorante y ponemos esta masa en una manga pastelera con boquilla lisa. Hacemos los macarons sobre una bandeja de horno, los dejamos reposar un par de horas para que cojan costra y los horneamos a 180 grados durante 4 minutos. Después los pasamos a otro horno a una temperatura de 140 grados durante 5 minutos. Reservamos.

Por otra parte, preparamos la ganache de rosas. Para ello, calentamos la nata con el azúcar invertido y la glucosa. Paralelamente, derretimos la manteca de cacao y añadimos el chocolate blanco. Mezclamos las dos partes y emulsionamos. Terminamos añadiendo la mantequilla y el concentrado de rosas.

Colocamos la masa en una manga pastelera y dejamos enfriar.

Para terminar, rellenamos los macarrons con la ganache de rosas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina