La masa sablé es una pasta básica para galletas, tartas y otros postres
Para la pasta: 375 gr. de mantequilla, 150 gr. de azúcar glass, 450 gr. de harina, 60 gr. de claras, 2 gr. de sal y ½ vainilla. Para la crema de mantequilla: 250 gr. de azúcar, 100 gr. de agua, 250 gr. de mantequilla y 125 gr. de claras.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Manu Jara nos enseña a elaborar en este vídeo unas suaves y exquisitas pastas con crema de mantequilla. Merece la pena probarlas.

Pastas sable vienés

 Así lo cocinamos

Hacemos la masa para las pastas mezclando la mantequilla, a punto pomada, con el azúcar glass. Añadimos las claras, la sal y la vainilla. Con la ayuda de una lengua, incorporamos la harina.

Ponemos esta mezcla en una manga con boquilla rizada y tumbamos en forma de “w” sobre una bandeja de horno. Cocemos a 180 grados durante 12 minutos.

Por otra parte, elaboramos la crema de mantequilla. Hacemos un almíbar con el azúcar y el agua a 120 grados. Lo añadimos a las claras montadas y, cuando la mezcla esté a unos 38 grados, incorporamos la mantequilla pomada. Trabajamos el conjunto hasta que quede liso.

Por último, rellenamos las pastas con crema de mantequilla, las bañamos con chocolate negro y las pasamos por coco rallado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina