Los pasteles de nata, o pasteles de Belém son unos postres típicos de la cocina portuguesa
280 gr. de leche
125 gr. de agua
180 gr. de azúcar
la cáscara de 1 limón
1 ramita de canela
1 vaina de vainilla
80 gr. de yemas
30 gr. de harina y hojaldre.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Manu Jara, el experto en repostería de Tusrecetas, nos muestra hoy cómo preparar un rico pastel de nata. Perfecto para los paladares más golosos.

Pastel de nata

 Así lo cocinamos

Elaboramos primero la crema: hacemos un almíbar con el azúcar y el agua y dejamos que hierva 3 minutos.

Mezclamos un poco de leche fría con harina. Hervimos el resto de la leche en un cazo con la piel del limón, la canela y la sal. Agregamos poco a poco esta leche a la harina mezclada con la pizca de leche y ponemos todo al fuego. Removemos como si se tratara de una crema pastelera.

Juntamos entonces la crema con el almíbar y dejamos que se enfríe. Entonces mezclamos con las yemas.

Hacemos el pastel enrollando el hojaldre y cortando discos de unos 2 cm. Colocamos los discos en la base de un molde de magdalena y con un poco de agua y el dedo pulgar extendemos el hojaldre por las paredes del molde. Rellenamos con la crema y horneamos hasta que suba.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina