La tarta de queso es uno de los postres más conocidos del mundo y ya aparece en la antigua grecia y en libros de cocina romanos
Para la base de galletas: 100 gr. de galleta y 100 gr. de mantequilla. Para la crema de queso: 125 gr. de queso tipo filadelfia, 125 gr. de queso tipo quark o yogur, 125 gr. de huevos, 60 gr. de azúcar y la ralladura de medio limón. Para la jalea de fresas: 125 gr. de azúcar, 125 gr. de pulpa de fresas, 50 gr. de fresas y albahaca.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

Una exquisita tarta de queso con una original presentación es lo que nos propone hoy el experto en repostería Manuel Jara.

Tarta de queso con jalea de fresas

 Así lo cocinamos

Lo primero que hacemos es triturar la galleta y mezclar con la mantequilla con textura pomada.

A continuación, elaboramos la crema de queso. Mezclamos el queso con el yogur, por un lado, y los huevos con el azúcar por el otro. Unimos ambas mezclas y añadimos la ralladura del limón.

Para la jalea de fresas hacemos un caramelo en seco con el azúcar. Descaramelizamos con la pulpa de fresa. Añade entonces las fresas troceadas y déjalas que hiervan. Las reservamos.

Para una presentación diferente, coge una lata de conservas. Dispón en el fondo de la misma la galleta triturada. Añade la crema de queso y ponla a cocer a 145º durante unos 35 minutos. Déjalo enfriar y coloca la jalea de fresas encima.

Para darle un toque diferente y un poco de color, espolvorea albahaca.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina