Se trata de uno de los postres más conocidos de la cocina de Baden y uno de los más preciados en la cocina alemana
Para el bizcocho genovés de cacao: 280 gr. de huevo, 95 gr. de azúcar, 120 gr. de harina floja y 15 gr. de cacao en polvo. Para el almíbar de kirsch: 150 gr. de azúcar, 200 gr. de agua y 25 gr. de kirsch. Para la chantilly: 250 gr. de nata y 45 gr. de azúcar glas. 300 gr. de chocolate negro para hacer virutas de chocolate.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

En este vídeo, nuestro experto repostero Manu Jara nos enseña a elaborar la popular tarta selva negra, todo un placer para los amantes del chocolate.

Tarta selva negra

 Así lo cocinamos

Para elaborar el bizcocho, batimos los huevos con el azúcar y calentamos la mezcla a 50 grados. Paralelamente, mezclamos la harina con el cacao y tamizamos sobre los huevos, mezclando delicadamente todos los ingredientes.

Rellenamos los moldes elegidos, previamente forrados con papel sulfurizado, y horneamos a 180 grados durante 14 minutos.

Mientras tanto, preparamos el almíbar, calentando el agua con el azúcar hasta que se disuelva y añadiendo a continuación el kirsch.

Por otra parte, hacemos la chantilly. Montamos la nata y, a los dos minutos, añadimos el azúcar glas. Seguimos batiendo hasta que espese.

Finalmente preparamos unas virutas con el chocolate negro.

Cuando el bizcocho esté listo, lo cortamos por la mitad, los empapamos con el almíbar de kirsch. Ponemos la crema chantilly sobre una de las dos partes.

También podemos añadir algunas cerezas en aguardiente. Colocamos encima la otra parte del bizcocho y lo cubrimos con nata.

Alisamos bien, cubrimos con virutas de chocolate y espolvoreamos con un poco de azúcar glas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina