Entrada

Coca de sardinas con manteca “colorá”

Las sardinas marinadas ofrecen un sabor y una textura muy especial a este plato
½ kg. de sardinas
2 kg. de sal gruesa
pan blanco
c/s de manteca colorá
c/s de pasta de aceitunas
c/s de huevas de arenque
micro mezclum.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Entrante.

En plena serranía malagueña, y situado a un costado de la singular plaza de toros Real Maestranza de Ronda, encontramos Tragabuches, considerado por muchos uno de los cinco mejores restaurantes gastronómicos de España en cuanto a su relación calidad-precio.
La cocina de Tragabuches cuenta con la inspiración y buena mano de Walter Geist, el cual nos ha hecho un hueco entre sus fogones para presentarnos esta delicada y original coca de sardinas con manteca colorá.

Coca de sardinas con manteca “colorá”

 Así lo cocinamos

Coloca las sardinas en un recipiente, intercalándolas con capas de sal, de manera que queden totalmente cubiertas. Deja reposar las sardinas en el frigorífico durante 24 horas.

Transcurrido ese tiempo, retira la sal y enjuaga las sardinas con agua fría.

Ahora filetéalas y quítales las espinas.

Cuadra los lomos de sardinas para obtener rectángulos de 1x 1,5 centímetros, los cuales habrá que sumergir en aceite de oliva durante 6 horas para marinarlos.

El pan blanco lo cortaremos en rebanadas para elaborar unas tostas que untaremos con la manteca colorá.

Coloca los cortes de sardina marinados sobre la tosta, intercalando entre éstos las huevas de arenque y la pasta de aceituna.

Terminamos la coca decorando con el micro mezclum aliñado con aceite de oliva.

 Información Nutricional

El ingrediente estrella de este original plato es la sardina, un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules. Éstos destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre.

La sardina contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina