Entrada

Cómo se prepara el tradicional roscón de Reyes en Sevilla

El repostero Manu Jara prepara el tradicional roscón de Reyes
300 gr. de harina
4 huevos
100 gr. de azúcar glass
250 gramos de mantequilla
25 gr. de levadura
una pizca de sal
½ dl. de agua de azahar
leche
ralladura de 1 limón
ralladura de media naranja
miel
1 huevo batido para pintar el roscón
frutas escarchadas y azúcar para decorar.
Calorías 341 kcal / 100gr
Proteína 9.8 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 70.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

El roscón de Reyes llega en estas fechas tan especiales para endulzar el paladar de mayores y pequeños. Un bocado imprescindible de las fechas navideñas que merece un capítulo aparte en la repostería sevillana.

Confiterías y pastelerías echan humo durante las jornadas previas al día de Reyes y preparan roscones para todos los gustos. La tradición sigue dominando la manera de preparar este dulce tan típico. Lejos de los productos industriales, al roscón de Reyes se le trata con mimo, utilizando métodos artesanos e ingredientes naturales. «Hacer un roscón requiere paciencia, buen trato y una masa muy cuidada», explica Manu Jara. En su dulcería, situada en la calle Pureza, el roscón de Reyes es la estrella de los primeros días de enero. El prestigioso pastelero ha elaborado para ABC un roscón de Reyes en su obrador y desvela su receta paso a paso.

 

 

Cómo se prepara el tradicional roscón de Reyes en Sevilla

 Así lo cocinamos

«Para empezar, se necesita harina de gran fuerza, levadura de panadero, agua y leche», comienza. Estos cuatro ingredientes se mezclan hasta que el resultado sea una «esponja», que se dejará reposar durante 15-20 minutos en un sitio cálido para que duplique su volumen. El segundo paso es preparar la masa. «Es lo más importante de la receta, y lleva harina, sal, azúcar, miel, huevos frescos, las ralladuras de una naranja y un limón, agua de azahar, mantequilla y, si se quiere, un poco de masa madre. «Nosotros sí se la añadimos para darle un matiz aromático superior», explica Manu Jara. Se mezclan todos los ingredientes con la esponja, excepto la mantequilla, y la masa resultante se trabaja hasta que quede esponjosa. Cuando está sedosa y brillante, se le añade la mantequilla. Según el pastelero, este paso del proceso es fundamental para que el roscón sea justamente el esperado. «Es muy importante que la masa no supere los 28 grados mientras se trabaja, para que no fermente», explica Jara.

Una vez que se ha dejado reposar alrededor de 20 minutos, se le da forma al roscón y, ahora sí, se deja fermentar durante dos horas aproximadamente. «Lo más adecuado es buscar un lugar cálido y ausente de corrientes de aire» advierte. Transcurrido el tiempo necesario, en el obrador de Manu Jara, aparte de pintar el roscón con huevo, le añaden un poco de azúcar perlado, galleta de canela por encima y, por supuesto, la fruta escarchada, que hacen ellos mismos: cereza, manzana dulce, lima y naranja para poner el toque final al dulce navideño con más adeptos. «Al hacerlo todo de manera artesanal, únicamente podemos producir 300 roscones», explica Jara.

Y, respecto a los tipos, variedad para todos los gustos: «además del normal, los hacemos rellenos de crema de vainilla, de chantillí con un toque de queso marscarpone y chocolate blanco y otro de praliné de avellana con chocolate con leche», explica. «No lo hacemos de trufa, como en muchos otros sitios, ya que su sabor intenso anularía el gusto de la masa. Una masa que, según el pastelero, debe ser la protagonista indiscutible de un buen roscón. «Lo más importante es el sabor de la miga, que esté hecha con mimo y delicadeza». Sea cual sea el tipo y el tamaño de roscón elegido, hará las delicias de los más golosos. Un año más, el roscón de Reyes se transforma en el protagonista de las jornadas navideñas. Un dulce inigualable para saborear despacio que, hecho de forma artesanal, sabe mucho mejor.

 Trucos y Consejos

Prueba a rellenar el roscón con otro producto como crema de vainilla, chantillí con un toque de queso marscarpone y chocolate blanco o praliné de avellana con chocolate con leche.

 Información Nutricional

Los ingredientes empleados para elaborar el roscón van a aportar, sobre todo, una buena cantidad de hidratos de carbono procedentes de la harina y el azúcar, que hacen que el índice calórico sea elevado. El huevo, por su parte, incorporará proteínas de alta calidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina