Entrada

Hamburguesa de solomillo de buey

Fast Food hecha delicatessen
Para la hamburguesa: 80gr. de solomillo de buey, 200 gr. de presa ibérica, 30 gr. de mostaza antigua de Dijon, 1/2 kg. de claras de huevo, sal y pimienta. Para las patatas risoladas: Patatas y aceite de oliva. Para el jugo de carne: 3 carcasas de pollo, 1 puerro, 2 zanahorias, 2 calabacines, 1 berenjena, 1 litro de vino blanco, agua y 80 gr. de aceite de oliva.
Calorías 104 kcal / 100gr
Proteína 18.2 gr / 100gr
Grasa 3.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El restaurante San Fernando 27, localizado en una de las zonas más turísticas de Sevilla, oficia una cocina mediterránea, pero entendida con creatividad e ingenio en la presentación de los platos.
De sus fuegos surgen exquisiteces capaces de sorprender a los paladares más exigentes, como esta Hamburguesa de solomillo de buey que os presentamos a continuación
.

Hamburguesa de solomillo de buey

 Así lo cocinamos

La hamburguesa: Picamos los dos tipos de carne muy finamente. Una vez picada la carne, agregamos la mostaza antigua, las claras de huevo, la sal y la pimienta. Amasar bien hasta conseguir una masa homogénea y darle forma de hamburguesa.

 Colocamos la hamburguesa sobre la superficie de una sartén antiadherente bien caliente con unas gotas de aceite de oliva. La terminamos de cocinar en el horno.

Las patatas risoladas: Para acompañar nuestra hamburguesa emplearemos unas patatas risoladas. Para la elaboración de las mismas, sacamos cilindros de patata con la ayuda de un descorazonador de manzanas. Introdúcelos ahora en un cazo con abundante aceite de oliva a baja temperatura (inferior a 100ºC) hasta que estén tiernas.

El jugo de carne: Disponemos las carcasas de pollo y las verduras en una placa e introducimos en el horno (180ºC) hasta que el conjunto quede bien dorado. Alcanzado este punto, vierte el vino blanco en la misma placa para desglasar los jugos que han quedado en el fondo de la misma. Introducimos todo en una olla y cubrimos con agua. Dejar reducir hasta obtener un caldo de color oscuro (añadir agua si fuese necesario).

El montaje: Colocamos la hamburguesa en un plato llano y salseamos con el caldo oscuro. Acompañamos con unos cuantos cilindros de patata risolada, unas escamas de sal Maldon y un poco de mostaza antigua.

 Trucos y Consejos

El punto de cocción de la hamburguesa dependerá del gusto del consumidor, aunque lo más recomendable es que no quede demasiado hecha en su interior. De lo contrario, no nos quedaría lo suficientemente jugosa.

 Información Nutricional

Como norma general, se le llama buey al animal bovino castrado que tiene unos tres o cuatro años, o en el caso de ser hembra, cuando no ha sido fecundada. Las diferencias que presenta esta carne con la de ternera son considerables: es mucho más roja, pastosa y compacta.

Es muy rica en proteínas y nos aporta una gran cantidad de aminoácidos esenciales que son necesarios para nuestro organismo. La carne de buey contiene también un gran valor nutritivo, ya que posee una gran cantidad de sales minerales como el potasio, el fósforo o el magnesio, y es muy rica en vitamina B12.

Para acompañar nuestra hamburguesa hemos servido unas patatas risoladas. La patata es un alimento muy energético, ya que su principal componente es el almidón, un hidrato de carbono que hace de reserva de energía en los vegetales. Este tubérculo es también una importante fuente de potasio y vitamina C, aunque ésta desaparece en su totalidad debido al calor del cocinado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina