Entrada

Librito de mango de Motril caramelizado con trucha asalmonada de Riofrío, caviar de esturión y aceite de acelga

Una exquisitez para el paladar
Ingredientes (4 personas): 2 mangos de Motril maduros
100 gr. de azúcar
300 gr. de trucha asalmonada cortadas en láminas finas
100 gr. de caviar de Riofrío
1 dl. de aceite de acelga
Calorías 61 kcal / 100gr
Proteína 0.6 gr / 100gr
Grasa 0.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 12.5 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El restaurante Ruta del Veleta se halla en la antigua carretera de Sierra Nevada, en el municipio granadino de Cenes de la Vega.
La cocina de Ruta del Veleta es, ante todo, creativa, imaginativa y con inquietudes por las tendencias actuales. Se apoya en una base tradicional con aportaciones de cocina de autor, lo cual hace que cada uno de los platos que se degustan sean únicos.
Marcos Pedraza nos hace un hueco en su cocina y nos enseña a cocinar un original y elegante plato: Librito de mango de Motril caramelizado con trucha asalmonada de Riofrío, caviar de esturión y aceite de acelga.

Librito de mango de Motril caramelizado con trucha asalmonada de Riofrío, caviar de esturión y aceite de acelga

 Así lo cocinamos

Pelar los mangos y laminar en lonchas finas. En un molde rectangular, alternaremos las láminas de mango con las de trucha hasta completar la altura de éste. Refrigerar. Para el aceite de acelga, cortar la parte verde de la acelga y macerar durante 48 horas en aceite de oliva. Transcurrido este tiempo, triturar y pasar por una estameña. Por último, cortar el librito y caramelizar la superficie con azúcar y fuego. Acompañar con el aceite de acelga.

 Información Nutricional

El contenido en fibra del mango le confiere a éste propiedades laxantes. La fibra previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre, nos ayuda a controlar la glucemia y tiene un efecto saciante, beneficioso en caso de diabetes y exceso de peso, eso sí, en cantidades adecuadas. Gracias a su alto nivel de vitamina C, el mango tiene propiedades antioxidantes. Es una buena alternativa para aquellas personas que no toleran otras fuentes de vitamina C como las naranjas, pimientos, limones o kiwis. Ese aporte de vitamina C también colaborará en tener un buen sistema inmunológico que nos defienda de las infecciones.

Además, su aporte de potasio, le confiere efectos diuréticos. También es ideal en personas que necesiten eliminar líquidos  y no quieran desmineralizarse. En cambio, aquellas personas que por alguna enfermedad tengan un exceso de potasio o no les sea conveniente (insuficiencia renal, etc.) deberán evitarlo o comentarlo con su médico.

La trucha es un pescado semigraso, dado que aporta en torno a 3 gramos de grasa por 100 gramos de carne. Contiene proteínas de alto valor biológico, pero en cantidades inferiores a otros pescados, así como de vitaminas y minerales.

Se considera un alimento muy nutritivo, y si se cocina de manera sencilla puede formar parte habitual de las dietas hipocalóricas y bajas en grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina