Entrada

Salmorejo de aguacate con granizado de albahaca y cerezas

Un salmorejo muy original
Ingredientes (4 personas): Para el salmorejo de aguacate: 150 gr. de miga de pan del día anterior, 1 diente de ajo, 1 pimiento verde pequeño, 1 cebolleta pequeña, 4 aguacates maduros de tamaño mediano, 100 gr. de agua mineral, aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal Para el granizado de albahaca: 100 gr. de albahaca fresca, 100 gr. de agua mineral, 50 gr. de azúcar
Calorías 233 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 23.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.4 gr / 100gr
Índice glucémico 10

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Para el salmorejo de aguacate: En un recipiente adecuado, ponemos el pan, el ajo, el pimiento verde, la cebolleta, los aguacates abiertos y limpios, agua mineral, sal, vinagre y aceite de oliva (en ese mismo orden). Batimos bien con la batidora hasta que obtengamos una mezcla bastante homogénea.

Salmorejo de aguacate con granizado de albahaca y cerezas

 Así lo cocinamos

Pasamos ahora por un colador fino y lo reservamos en la nevera por unas horas hasta que esté bien frío.

Para el granizado de albahaca: Escaldamos por unos segundos la albahaca fresca en un cazo con agua hirviendo. A continuación, la refrescamos en agua con hielo.

En otro cazo, ponemos al agua mineral y el azúcar, y cuando empiece a hervir, contamos 5 minutos, añadimos la albahaca escaldada y retiramos del fuego. Turbinamos hasta conseguir un líquido bien fino y de bonito color verde. Ponemos en un taper y metemos en el congelador hasta que se hiele.

Montaje del plato: En la base de un plato sopero, disponemos el salmorejo bien frío. Sacamos del congelador el granizado de albahaca y, con la ayuda de un tenedor, rascamos para sacar el granizado, el cual dispondremos sobre el salmorejo en forma de montoncitos. Cortamos unos gajos de cereza frescos y los colocamos encima. Terminamos con un hilo de aceite de oliva crudo y unas hojas pequeñas de albahaca.

 Información Nutricional

El salmorejo es una de las más populares elaboraciones de nuestra gastronomía y, más concretamente, de Córdoba. El estar elaborado exclusivamente con ingredientes vegetales le confiere una larga lista de minerales, como fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio. Además de refrescante, es un plato energético gracias a la presencia del aceite de oliva y del pan.

En esta original receta se ha sustituido el tomate por el aguacate, fruto de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales; aliadas de nuestra salud. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

Sin embargo, al ser bastante calórico, se ha de moderar su consumo en caso de sobrepeso u obesidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina