Entrada

Tartar de esturión ahumado de Riofrío y su caviar con ragout de tomate y tosta de patata rallada

Exquisito plato con el esturión como protagonista
500 gr. de lomo de esturión de Riofrío ahumado
120 gr. de pepino natural pelado y sin pipas
50 gr. de mayonesa
25 gr. de rábano blanco
120 gr. de tomate (sólo la carne)
1 cebolleta fresca
4 patatas semicocidas con piel
40 gr. de caviar Per Sé Black Label de Riofrío
lima
sal
pimienta negra
aceite de oliva arbequina
mantequilla y nuez moscada.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La Finca, único restaurante que posee cinco tenedores en la provincia de Granada, oficia una cocina de estilo mediterráneo, creativa, original y sugestiva.
Su chef, Lutz Bösing, haciendo uso de una buena técnica, y sirviéndose de unos productos de primerísima calidad, elabora para Tusrecetas uno de sus platos estrella: Tartar de esturión ahumado de Riofrío y su caviar con ragout de tomate y tosta de patata rallada

Tartar de esturión ahumado de Riofrío y su caviar con ragout de tomate y tosta de patata rallada

 Así lo cocinamos

Comenzamos limpiando el lomo de esturión, eliminando las zonas negras de la piel.

Ahora cortamos el pescado y el pepino en pequeños dados de igual tamaño para, acto seguido, mezclarlos con la mayonesa y el rábano. Aliñamos con lima, sal y pimienta negra.

Cortamos el tomate y la cebolleta también en dados pequeños y los aliñamos con sal y aceite de oliva arbequina.

Para la tosta de patata rallada: una vez tengamos la patata semicocida y rallada, sazónala con sal y nuez moscada, dale forma redonda (para ello, puedes ayudarte de un cortapastas) y dórala por ambas caras en una sartén con mantequilla. Termina la tosta en el horno.

Montamos el plato de la manera que se ve en el video y terminamos con el caviar.

 Información Nutricional

El esturión es uno de los peces más primitivos que existen. Este pescado semigraso puede llegar a vivir más de cien años, medir hasta 6 m. y pesar más de 400 kg.

Lo acompañamos en esta receta con hortalizas, tales como el pepino, el tomate o el rábano. Éstas van a enriquecer el plato con una buena cantidad de minerales, vitaminas y sustancias de antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.

En la elaboración de esta receta también encontramos patata, un tubérculo que se caracteriza por su alto contenido en hidratos de carbono complejos en forma de almidón. Por ello, la patata va a convertirse en el componente energético de la receta que nos ocupa.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina