Entrada

Tosta de polenta de gambas de Huelva con cebolla tierna, brotes y caldillo de coquinas al azafrán

Un plato muy original y creativo con las gambas de Huelva como protagonistas
Ingredientes (4 personas): Para la polenta: ½ litro de leche, 125 gr. de polenta, sal, pimienta negra y nuez moscada Para la cebolleta confitada: 1 cebolla grande, 50 gr. de aceite de oliva virgen, sal Para el caldillo de coquinas: 200 gr. de coquinas de huelva, 50 gr. de mananilla, un par de cucharadas de refrito (aceite de oliva, ajo, pimiento verde, pimiento rojo), azafrán en hebras y guindilla picante, sal, 150 gr. de agua mineral Otros ingredientes: 8 gambas blancas por persona, brotes de rábano verde
Calorías 358 kcal / 100gr
Proteína 8.7 gr / 100gr
Grasa 2.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 79.8 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

El restaurante Salvador Rojo, situado en pleno centro de Sevilla, frente a la antigua Fábrica de Tabaco y el emblemático Hotel Alfonso XIII, es uno de esos paraísos culinarios donde se puede disfrutar de una cocina de autor con toques creativos, y que se permite ofrecer diariamente los mejores productos encontrados en el mercado.
La oferta culinaria del restaurante se complementa con un servicio muy esmerado y una amplia carta de vinos.
Salvador Rojo nos invita a conocer una de sus geniales creaciones: Tosta de polenta de gambas de Huelva con cebolla tierna, brotes y caldillo de coquinas al azafrán.

Tosta de polenta  de gambas de Huelva con cebolla tierna, brotes y caldillo de coquinas al azafrán

 Así lo cocinamos

Para la polenta: Ponemos a calentar la leche con los condimentos: sal, pimienta y nuez moscada. Cuando rompa a hervir, añadimos la polenta y removemos bien durante 5 minutos hasta que se cueza.
La disponemos en una placa de acero inoxidable y le damos forma de “tosta” con un grosor de medio centímetro. Dejamos enfriar en la nevera durante 2 horas.

Para la cebolla confitada: Cortamos muy fina la cebolla y la ponemos en un cazo a fuego muy lento durante dos horas con el aceite y la sal. Removemos constantemente hasta que la cebolla caramelice y tenga un bonito color dorado.

Para el caldillo de coquinas: En un cazo, ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos las verduras muy finas del refrito. Añadimos el azafrán y la guindilla y rehogamos un poco. Incorporamos ahora las coquinas, salteamos un poco y añadimos la manzanilla. Rápidamente, vertemos un poco de agua mineral y dejamos cocer sólo hasta que se abran las coquinas. Retiramos del fuego y separamos las conchas de la carne. Ponemos a punto de sal y dejamos reposar con la carne de las coquinas dentro del caldo.

El siguiente paso será extender la cebolla confitada sobre la tosta de polenta. Sobre ésta disponemos las gambas crudas. Introducimos en el horno y gratinamos durante un par de minutos, o hasta que se hagan las gambas (éstas deben quedar jugosas).
Decoramos con unos brotes de rábano verde y acompañamos con el caldillo de coquinas.

 Información Nutricional

Nos encontramos ante una original y exquisita receta, elaborada a base de polenta y productos del mar como las gambas y las coquinas.
La polenta posee un alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión, lo que lo convierte en un alimento ideal para niños y deportistas. Además, posee propiedades antioxidantes. Con más de 300 Kcal. por cada 100 gr., la polenta incrementa notablemente el nivel calórico de esta receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina