Entrada

Ventresca de atún rojo encebollado

Lo mejor de la cultura del atún
Ingredientes: 250 gr. de ventresca de atún rojo
1 cebolla
1 puerro
1 zanahoria
orégano fresco o seco
tomillo fresco o seco
2 dientes de ajo
1 yema de huevo cocida
1 hoja de laurel
100 gr. de aceite de oliva
25 gr. de vinagre
sal
pimientas varias (negra
rosa
verde
de Jamaica)
Calorías 226 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 15.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Cortar las hortalizas al gusto y rehogar en una sartén con el aceite hasta que estén tiernas.

Añadir la ventresca a la sartén y tenerla en cocción durante 7 u 8 minutos, ya que no conviene cocinarla demasiado.

Ventresca de atún rojo encebollado

 Así lo cocinamos

Agregar el vinagre, las hierbas aromáticas y las pimientas. Cocinar durante dos minutos.

Transcurrido el tiempo, emplatar en una fuente. Para  finalizar, rallar sobre la ventresca la yema de huevo y decorar con unos “hilos” de reducción de Pedro Ximénez.

 Información Nutricional

El atún rojo, pertenece al grupo de los pescados azules. Es un pescado bastante graso pero de gran valor nutritivo y muy saludable.

Su carne contiene un 12% de grasa, pero se trata de una grasa insaturada, rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a regular los niveles de colesterol y nos protege frente a enfermedades cardiovasculares.

De los pescados de consumo habitual en nuestro país, el atún es el que mayor contenido en proteínas de alto valor biológico posee (21 gr. por cada 100 gr.), superior incluso a las carnes.

Es rico en vitaminas y minerales, necesarios para regular todos los procesos que tienen lugar en nuestro organismo. Entre las vitaminas destacan las vitaminas del grupo B (B12 principalmente), la vitamina A y la D.

En cuanto a los minerales, el fósforo y el magnesio destacan en la composición del atún, sin despreciar su contenido en otros minerales como el hierro y yodo.

Las personas que padecen hiperuricemia o gota, deben limitar el consumo de este pescado ya que presenta alto contenido en purinas, que en el organismo se transforma en ácido úrico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina