Cultura

Hemeroteca > 04/11/2007 > 

La película de Ponce, arranque de lujo para el Festival de Sevilla

Tras un arranque algo exento del «glamour» que muchos le presuponen al séptimo arte, ayer comenzó la sección a concurso con un film español que llegó casi de puntillas, pero que ya se convierte en un

Actualizado 04/11/2007 - 17:40:43
Manuel Grosso, director del Festival, junto al equipo de «Déjate caer», del sevillano Jesús Ponce
Manuel Grosso, director del Festival, junto al equipo de «Déjate caer», del sevillano Jesús Ponce
Tras un arranque algo exento del «glamour» que muchos le presuponen al séptimo arte, ayer comenzó la sección a concurso con un film español que llegó casi de puntillas, pero que ya se convierte en un firme candidato para ganar todos los galardones en esta edición. Con clara y directa vocación reivindicativa, pero sin caer en vehementes poses prosaicas, Jesús Ponce ha ido más allá del doliente cine social que de un tiempo a esta parte embarga las pantallas del cine andaluz -cuando no las nacionales. Los tres patosos protagonistas del film son treintañeros amargados, que pasan el tiempo sentados en un banco de su barrio -que es otro personaje más del film-, bebiendo litronas y comiendo palmeras de chocolate. Ninguno de ellos quiere dejar de ser adolescente, y ninguno quiere tomar decisiones; pero la vida les irá paulatinamente empujando hasta llevarlos al límite de la adolescencia.
Ponce ha dado un gran salto cualitativo en su filmografía, yendo más allá de su ya excelente primer film «15 días contigo», y haciendo una revisión a las sociedad contemporánea nada esperanzadora para ningún círculo social. Incluso se permite reflexionar sobre la alienante corriente laboral que termina por embargarte para que puedas inexorablemente consumir más y más, en un final que tiene reminiscencias de la mismísima «Tiempos Modernos» de Chaplin.
Pero quizás lo mejor de esta película es su sencillez, que rebosa por cada fotograma, y que, asomada a un barrio de clase media-baja, es capaz de dibujar un fresco social muy reconocible, con un tono agridulce que sinceramente, es de agradecer frente la ya sempiterna tendencia de muchos realizadores españoles, que enfrascados en denunciar injusticias sociales, terminan por olvidar la narrativa e incluso dramaturgia de las historias. Merece la pena destacar el brillante trabajo realizado con los actores, así como el elenco de secundarios, que desde Mercedes Hoyos hasta Sebastián Haro, todos ellos excelentes.
Polémica inútil
De nada le ha servido al director Jan Bonny tocar el controvertido tema del maltrato en su primera película, ya que a pesar de tener momentos intensos, no ha conseguido trazar un discurso coherente capaz de entretener al espectador: una supuesta pareja ideal formada por un amable policía a punto de ser ascendido en su carrera, y una profesora, resulta ser en realidad el malsano foco de un brutal maltrato de la mujer hacia el pobre y resignado hombre, que ve vivir un infierno día tras día en su vida. Humillaciones psicológicas, y una tendencia casi sádica del personaje femenino hacen que el apocado marido sufra un indecible calvario que se traslada además a su trabajo e incluso a las relaciones con sus hijos, que ya se han ido de su casa huyendo del problema. Con tremendas imágenes, la intencionalidad de apabullar al espectador termina por resultar tediosa, debido fundamentalmente a la mala evolución dramática de la historia, con momentos críticos que no están bien ubicados en el guión.
El film «Jar City» de Baltasar Kormákur es un thriller basado en la novela de Arnaldur Indriðason, sobre un policía que comienza a investigar la muerte de un anciano y paralelamente, descubre una siniestra pista sobre una base de datos genética sobre toda la población de Islandia. Ayer tuvimos oportunidad de acercarnos al complejo universo de este novelista de género negro, que ha sido ejemplarmente trasladado al cine con este film realmente intrigante, y que se desmarca de la tendencia norteamericana de contar una historia con excesiva truculencia. Otro elemento que sinceramente sorprendió es la banda sonora compuesta por Mugison, uno de los grupos más rompedores y vanguardistas del panorama de la música pop y ambient, que añade un componente de interés añadido
Cuba y gianni miná
Ayer también fue el día del único pase de «Memorias Cubanas: Fidel cuenta el Che», un documental de Gianni Miná, probablemente uno de los mayores expertos en América Latina. La visión que el periodista aporta en esta visión a dos de las figuras más relevantes de la historia del siglo XX resulta cómplice y en muchos momentos inédita, al revelar la compleja relación existente entre ambos. Este autor, que recibió la cámara de la Berlinale en su participación del famoso festival alemán, ha señalado ya en ocasiones anteriores el gran poder que tienen los medios de comunicación en el mundo contemporáneo. Gran conocedor de la televisión -trabajó más de 40 años en la RAI- con este excelente trabajo cautivó el interés de todos los asistentes.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.