Córdoba

null

Hemeroteca > 05/11/2007 > 

Juan Galán __ Investigador: «Cambiar el nombre de una calle causa graves perjuicios a los vecinos»

TEXTO: RAFAEL A. AGUILARFOTO: VALERIO MERINOCÓRDOBA. No debe haber en esta ciudad mucha gente que conozca tan bien las actas históricas del Ayuntamiento como este hombre. Galán dice con modestia que

Actualizado 05/11/2007 - 03:21:05
TEXTO: RAFAEL A. AGUILAR
FOTO: VALERIO MERINO
CÓRDOBA. No debe haber en esta ciudad mucha gente que conozca tan bien las actas históricas del Ayuntamiento como este hombre. Galán dice con modestia que él es sólo un aficionado, pero el Consistorio lo ha incluido como conferenciante en el ciclo bimestral «Los Secretos del Archivo», que comenzaron hace dos semanas en la institución de la calle Sánchez de Feria. Su charla, que se celebrará en enero, lleva el título de «Calles con historia».
-¿A usted qué le parece el debate sobre el cambio de nombre de las calles por motivos políticos?
-Esas modificaciones crean un perjuicio muy grande a los vecinos de la zona, porque hoy en día estamos vinculados a nuestro nombre y nuestro domicilio. Ya en los años 40, el cronista oficial de la ciudad advertía al Ayuntamiento de los inconvenientes que tenía para la población la modificación del callejero.
-Pero, de cualquier modo, los topónimos urbanos que perviven de la época franquista son muy pocos.
-La mayoría de ellos no son significativos, porque unos fueron los que se pusieron por mediación de Fray Albino, concretamente en el barrio de Cañero, y porque el obispo quería reconocer a las personas que le ayudaron a edificar la zona. Se trata de políticos no muy conocidos, como Federico Mayo, Fernando Camacho y Joaquín Benjumea, que fue ministro de Hacienda. Sus nombres siguen en nuestra ciudad. Pero se quitó el de Girón de Velasco, que también estaba en el callejero. A Fray Albino le costó mucho trabajo que el Ayuntamiento autorizara esas denominaciones, y de ello dan fe las repetidas cartas que la constructora de la Sagrada Familia envió al alcalde, Antonio Cruz Conde, rogándole la autorización.
-¿Por qué se opuso Cruz Conde?
-Primero porque eran personas vivas, y segundo porque el alcalde era muy reacio a dar una calle a un político. Hizo una excepción con la petición de la Sagrada Familia y con la rotulación de una avenida con el apellido de su suegro, el Conde de Vallellano. Volviendo a la pregunta que me hacía sobre las huellas del franquismo en el callejero, hay que subrayar que sigue en los planos actuales el primer secretario general del Movimiento en la ciudad. Y ése sí es un caso que quizás habría que estudiarlo. Es una calle que se encuentra en una zona muy céntrica: quien tenga interés la descubrirá...
-Dejemos a un lado la Guerra Civil. ¿Qué secretos guarda el nomenclátor de la capital?
-Bueno, hay una que es significativa por pertenecer a una componente de la Familia Real. Se trata de la Reina Victoria, esposa de Alfonso XIII [y abuela de Juan Carlos I], a quien el Pleno municipal celebrado el 21 de mayo de 1906 le dedicó el paseo comprendido entre los jardines del Duque de Rivas y los de Agricultura. Pero no le pusieron letrero en su momento, de manera que la gente no se refiere a esa calle así, sino como la prolongación de Ronda de los Tejares.
-¿Cuáles son los personajes históricos que han estado más presentes en el callejero a lo largo de la Historia?
-Isabel II y Alfonso XII, sin duda. Pero hay que tener en cuenta que la primera vez que el Ayuntamiento otorga nombres oficiales a las calles es en 1861. Hasta entonces no había control administrativo de los nombres y los números. Y la obligación de rotular las vías causó cierto rechazo social, porque los ciudadanos no querían que la autoridad tuviese constancia de dónde vivía cada uno. Por eso hay cantidad de partes de la Policía dando cuenta de derribos de letreros. Al callejero se incorporaron entonces nombres tradicionales incluso del siglo XV, y hubo que cambiar algunas porque estaban repetidas, como Empedrada. Además, el Consistorio decidió modificar la denominación de dieciséis vías, porque las consideraba malsonantes.
-¿Como cuáles?
-Sucia, actual Fitero; Huevos, hoy Duque de la Victoria; Pelota, como se llamaba a Muñoz Capilla; y Amortajados, que pasó a conocerse como Custodios.
-¿Quiénes son los grandes olvidados del callejero?
-En la época contemporánea, Antonio Cruz Conde, que no dispone de calle porque la tiene su tío José.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.