Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 06/08/2007 > 

Colombinas: Seis días que rememoraron 515 años de historia

En el año 1880, un grupo de profesionales formado por investigadores, profesores, historiadores y autoridades de Huelva, fundaron la Real Sociedad Colombina Onubense con el objetivo de traer al

Actualizado 06/08/2007 - 12:54:13
En el año 1880, un grupo de profesionales formado por investigadores, profesores, historiadores y autoridades de Huelva, fundaron la Real Sociedad Colombina Onubense con el objetivo de traer al recuerdo el descubrimiento de América, una hazaña que tuvo su punto de partida en el puerto de Palos de la Frontera desde donde partió Cristóbal Colón en busca del Nuevo Mundo.
Las Fiestas Colombinas han revivido este año su propia historia, que se remonta a finales del siglo XIX con la ría como protagonista de los actos que organizó por primera vez la Real Sociedad Colombina Onubense en conmemoración a la gesta del 2 de agosto de 1492.
A lo largo de sus casi 130 años de historia, las fiestas se han engrandecido desde los primeros actos en el muelle de Huelva hasta llegar al actual recinto ferial, muy cerca del monumento a la Fe Descubridora en la emblemática Punta del Sebo y a sólo unos metros del Estadio Nuevo Colombino.
Aunque las fiestas grandes de Huelva han cambiado mucho desde sus primeros compases, cuando se recibía en el puerto a los barcos de guerra que llegaban para celebrar los festejos, conservan su esencia marinera y se siguen celebrando junto a la ría, con una visión privilegiada del Muelle del Tinto, iluminado estos días con una guirnalda de farolillos.
Las fiestas comenzaban el pasado martes con un gran castillo de fuegos artificiales, y de la misma forma se despidieron. Diversión y buena música han sido las notas dominantes de unas celebraciones que han congregado a multitud de visitantes que han llenado las calles del recinto colombino durante los seis días festivos. Las más de 280.000 bombillas que han alumbrado las noches de Colombinas se apagaron ayer dejando atrás jornadas de diversión multitudinaria.
Música junto a la ría
Las actuaciones musicales han marcado la historia de las Colombinas. En los inicios de las fiestas, los conciertos se celebraban en la céntrica Plaza de las Monjas con la participación de la Banda de Infantería de la Marina y la Banda Municipal.
Este año, la «noche con arte» de El Arrebato abría una programación musical en la que los artistas onubenses han tenido un especial protagonismo. El miércoles, las jóvenes promesas de Huelva mostraron su valía ante su público para dejar paso al día siguiente a la veteranía del grupo de sevillanas «Los Marismeños». El cartel dedicado a la música choquera lo cerraba el que fuera durante 8 años miembro de esta agrupación flamenca, Pepe «El Marismeño». En la noche del sábado el artista presentó en su tierra su nuevo trabajo, «Cambio de vía». La ocasión merecía la ovación del público onubense que, poco a poco, llenó el recinto de los conciertos para acoger al cantante en su retorno a las tablas del escenario colombino.
El público ha respondido durante las seis noches de actuaciones pero, sin duda, los días grandes de «Música junto a la ría» llegaron de la mano del asturiano Melendi, que en la noche del viernes llevó a Huelva su Gira 2007, y del grupo de rock Dover que ayer cerraba el ciclo de conciertos. La música andaluza también ha contado con un espacio propio y durante las noches de fiesta los sones flamencos han invitado a bailar a los miles de visitantes que cada día llenaban las casetas del ferial.
Sesenta y cuatro casetas
Decoradas con farolillos azules y blancos, las 64 casetas que este año han conformado el recinto colombino han recibido la visita de miles de onubenses y turistas que han llegado principalmente desde Portugal y las vecinas Cádiz y Sevilla. Multitud de curiosos se han fotografiado con la réplica de la nave descubridora, la carabela Santa María, que ha dado la bienvenida a más de medio millón de visitantes desde el pasado martes. Ni la lluvia del sábado ni las altas temperaturas de días anteriores mermaron la afluencia de público.
El ambiente se ha repartido entre las casetas y las atracciones. Durante el fin de semana, se formaron largas colas para montar en los tradicionales «cacharritos». Después, llegaba el turno de las tómbolas y los juegos donde miles de onubenses probaron suerte, pero sólo algunos afortunados consiguieron llevarse algún premio a casa. La noche terminaba con buena música y baile. Los más jóvenes pasaban las últimas horas festivas en la zona de discotecas para terminar la jornada con un buen chocolate con churros.
Deporte y toros
Desde hace 127 años, los toros, el deporte y la música han venido siendo los grandes protagonistas de unas fiestas que este año han revivido su propia historia. Las Colombinas han cerrado sus puertas hasta el año que viene y la ría, vestida de gala durante estos días, vuelve a la rutina. Mientras, las puertas de los lugares colombinos siguen abiertas durante el resto del año para recodar la partida de las tres carabelas desde el puerto de Palos hace ya 515 años.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.