Home

null

Hemeroteca > 11/04/2006 > 

Monteseirín entregó a Kofi Annan el premio «Sevilla Nodo entre Culturas»

Actualizado 11/04/2006 - 11:00:45
Annan recibe el galardón de manos del alcalde, Sánchez Monteseirín./D. JAPÓN
Annan recibe el galardón de manos del alcalde, Sánchez Monteseirín./D. JAPÓN
Diálogo y diversidad fueron los dos ejes sobre los que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, basó su discurso de agradecimiento por el I Premio de la Fundación Sevilla Nodo entre Culturas», que recibió ayer en el Ayuntamiento hispalense en presencia de las autoridades municipales y regionales. El nigeriano apostó por abandonar «prejuicios colectivos y promover un diálogo constante basado en la premisa de que la diversidad, tanto en el pensamiento como en las creencias y en la acción, es un don muy preciado, no una amenaza». Annan indicó esta época «supuestamente ilustrada se enfrenta a un aumento creciente del extremismo y la intolerancia», advirtiendo de que «existe el riesgo de que el diálogo esencial entre musulmanes, judíos y cristianos quede reducido a un airado intercambio entre sus polos opuestos».
«Así puede ocurrir si los moderados de cada una de las partes permiten a los extremistas hablar en su nombre y dan por sentado que los extremistas de la otra parte representan a toda su comunidad», agregó el que fuera Premio Nobel de la Paz en 2001, que pidió educación para las personas y las sociedades «para superar los estereotipos que caracterizan al otro y evitar clasificaciones simplistas que exacerban los malentendidos e impiden resolver los auténticos problemas».
La Alianza de Civilizaciones
Este deseo, según dijo, es compartido por los líderes internacionales, que en la Cumbre Mundial de 2005 destacaron la importancia de que en el mundo «se respetara y comprendiera la diversidad religiosa y cultural» y especialmente por España, que con la Alianza de Civilizaciones «ha asumido el liderazgo en esta empresa».
En su opinión, la «oportuna» iniciativa promovida por España y Turquía «responde a la necesidad de que la comunidad internacional haga serios esfuerzos, tanto a nivel de las instituciones como de la sociedad civil, para superar los prejuicios, los conceptos erróneos y las polarizaciones que pueden poner en peligro la paz mundial».
Annan aludió a Sevilla, que le ha concedido este premio, como una «ciudad imbuida de las tradiciones orientales y occidentales» y que, al igual que las Naciones Unidas, Sevilla «es, como sugiere el nombre de su fundación, un nodo que conecta el Oriente con el Occidente, y el Norte con el Sur».
El secretario general de la ONU llegó al Ayuntamiento acompañado por su mujer y por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien subrayó la «sintonía» del ejecutivo autonómico con la labor de Annan al frente del organismo internacional, recordando que «Andalucía ha conocido periodos tanto de fecunda convivencia intercultural como de oscurantismo y persecuciones religiosas».
Tras comparar la Carta de las Naciones Unidas con la Constitución Española, el presidente del Gobierno regional afirmó que «el pasado puede jugar hoy a favor del futuro», por lo que apuntó que la comunidad andaluza es «un activo capaz de propiciar el diálogo y el entendimiento» y remarcó la importancia de la Alianza de Civilizaciones, «que abre una senda que conviene explorar para conocerse mejor y eliminar prejuicios».
También ensalzó ese proyecto del presidente del Gobierno de la nación el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que aseguró que la ciudad «trabaja para promocionar esa alianza lanzada por Rodríguez Zapatero» y consideró que la ONU «debe mirar a las ciudades como auténticas aliadas en el papel de extender el bienestar y los derechos humanos», valorando el papel de la institución con sede en Nueva York en sus sesenta años de Historia, ya que sin ella «no hubiera sido posible navegar a través de las peligrosas aguas de la Guerra Fría».
Annan recibió de manos del alcalde una escultura que representa una paloma de la paz en bronce, tallada por el artista marroquí afincado en Sevilla Ben Yessef, y anunció que la cuantía económica del premio (30.000 euros) la destinará a un proyecto del Fondo de Población de Naciones Unidas que tiene como objetivo combatir la violencia sexual contra las mujeres y los niños en la República del Congo.
Sevilla tendrá una oficina de un programa ONU
Sevilla tendrá, antes de que finalice 2006, una oficina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD) centrada en el trabajo con el Magreb y el África Occidental y con «un apéndice» que abordará la Alianza de Civilizaciones promovida por los gobiernos español y turco. El presidente de la Fundación Nodo entre Culturas, Manuel Copete, dijo a los periodistas que el establecimiento de esta oficina es un proyecto ya cerrado y que ha
sido auspiciado por Diputación y Ayuntamiento. El alcade apuntó que la ciudad está «especialmente ilusionada» con el proyecto y que va a «trabajar por la Alianza de Civilizaciones y para evitar que se amplíe la brecha entre Oriente y Occidente».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.