Opinión

Hemeroteca > 19/11/2006 > 

Pedro Vázquez Marín. El corazón del Aljarafe

«Vivir en la ciudad es como vivir en la boca de un caimán»,decía uno de los

Actualizado 19/11/2006 - 12:40:31
«Vivir en la ciudad es como vivir en la boca de un caimán»,decía uno de los personajes de la obra «Ana en el trópico», el Pulitzer de teatro que meses atrás pasó por el Lope de Vega de Sevilla. Eso pensarían también, digo yo, todos esos miles de sevillanos que hace años iniciaron el éxodo al otero, la cornisa, el paraíso fresco y tranquilo que entonces simbolizaba el Aljarafe. Luego, claro, ha pasado lo que ha pasado: que el Aljarafe ha sido víctima de esa enfermedad contemporánea, voraz e imparable, llamada fiebre inmobiliaria. Así que pobre de quién huyó de la boca del caimán: ha venido a encontrarse, a la postre, en las tripas mismas de esa ruidosa y atascada serpiente que componen los miles de vehículos que cada día suben y bajan a Sevilla. Y menos mal que hay quien en ese mismo corazón aljarafeño ha buscado el mejor antídoto a tanto rugido de motor, y algo aliviará, intuimos. El proyecto surgió en 1999, cuando Pedro Vázquez Marín fundó en Sanlúcar la Escuela Municipal de Música, convertida luego en Conservatorio profesional. Desde allí, como director, este profesor sevillano de piano, formado junto a grandes como el ruso Leonid Sintsev, ha tomado también la batuta de la Orquesta Sinfónica Joven del Aljarafe. Un corazón musical que ojalá impusiera su latido armónico frente a tanto ladrillo...
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.