Lotería de NavidadDoña Manolita: 113 años de historia y 76 Gordos de la Lotería de Navidad

Esta administración fue fundada en la calle de San Bernardo en 1904, se trasladó en 1931 a la Gran Vía y actualmente está en la calle del Carmen

MADRIDActualizado:

Manuela de Pablo es quien dio nombre a la administración de lotería más famosa de Madrid: Doña Manolita. Su historia se remonta a 1904, en la calle de San Bernardo. De eso hace 113 años en los que, en sus diferentes ubicaciones, el despacho madrileño ha repartido 76 Gordos de Navidad, que con toda seguridad han recaído en toda España. Sus largas colas para comprar Lotería de Navidad, con fieles clientes de todas las provincias, dan fe de ello año a año. Actualmente en la madrileña calle del Carmen, ganó fama en la Gran Vía, donde se instaló desde 1931 hasta hace seis años.

Necrológica de Doña Manolita, el 9 de mayo de 1951 en ABC
Necrológica de Doña Manolita, el 9 de mayo de 1951 en ABC - ARCHIVO ABC

Manuela montó su negocio con 25 años y, tal y como cuentan los herederos de su próspero negocio, sus comienzos no fueron nada fáciles. Sus primeros clientes, dada la cercanía del paraninfo de la Universidad Complutense, en San Bernardo, fueron los estudiantes. Conforme la suerte empezó a sonreír a sus clientes, su fama se extendió por toda la ciudad. Incluso llegó a convertirse en musa de escritores y pintores de la época. Cuentan que el éxito de la administración 67 de la capital, es que su fundadora fue a ver a la Virgen del Pilar y pasó varios décimos por su manto, lo que impregnó de fortuna a su establecimiento. Doña Manolita muere el 7 de mayo de 1951 en Madrid, con 72 años, pero su legado de suerte es imborrable.

Poco importa la ubicación, porque Doña Manolita lleva consigo un ejercicio de superstición que, año tras año, la convierte en un punto de venta único. No tiene sucursales aunque durante buena parte del siglo pasado compartió nombre con otro local de la Puerta del Sol que regentó la hermana de Manuela de Pablo «Hermana de Doña Manolita». A la administración no le gusta dar cifras sobre su facturación, porque da «mala suerte». Sin embargo, en los últimos años se ha calculado que vende cerca de 70 millones de décimos –una cifra escalofriante de 1.400 millones de euros–. Pocas administraciones llegan a este nivel.

No es de extrañar porque las colas dan la vuelta a la manzana meses antes del sorteo de la Lotería de Navidad. Ni siquiera el calor de agosto, con más de 35 grados, echa para atrás a la cohorte de compradores que inunda la calle del Carmen. Conforme se aproxima el 22 de diciembre las colas se multiplican y la espera llega diariamente a superar las tres horas.