Publi Orejas y Superior con GPT

El próximo teléfono estrella de Xiaomi contaría con pantalla OLED de Samsung

  • Las compañías china y surcoreana habrían firmado un acuerdo para el suministro de paneles

02/08/2017 - 19:18 h.

El éxito de Samsung con sus pantallas OLED es incuestionable. La compañía se estrenó en este mercado con el Galaxy Round, pero fue con los Edge cuando despegó hasta conseguir convertirse en el referente de la industria. Pues bien, parece que en breve comenzará ofrecerlas a otros fabricantes de dispositivos móviles, dentro de su negocio como proveedor de componente, el cual conviene no olvidar que es una de las ramas que más beneficios reporta a la multinacional asiática. Así, tras Apple, que todos los rumores señalan que utilizara paneles Samsung para la pantalla del próximo iPhone, todo apunta a que Xiaomi será el siguiente en disfrutar de éstos.

3.2 millones de paneles de 6 pulgadas

La página AndroidHeadlines informa que la compañía china ha firmado un acuerdo con la surcoreana para que ésta le suministre millones de pantallas OLED -en concreto 3.2 millones, en dos tandas- para su próximo teléfono estrella que sería presentado en 2018. La publicación web señala que se trataría de paneles 6.01 pulgadas. , y que Samsung comenzará a enviar las pantallas en diciembre, cuando debería entregar un millón de paneles, y continuar los envíos en enero de 2018 con otra entrega adicional de 2.2 millones de unidades.

¿Mi7 o Mi Note 3?

Por el momento se desconoce exactamente el modelo de teléfono que equiparía esta pantalla. Las especulaciones apuntan principalmente a la nueva generación del buque insignia por excelencia de Xiaomi, es decir, el que sería el Xiaomi Mi 7, si bien tampoco se descarta que pudiera tratarse del Xiaomi Mi Note 3 o incluso de otro smartphone de gama alta.

Pese a que el acuerdo -que aún no ha sido confirmado oficialmente por ninguna de las dos compañía- ya está en marcha, al parecer Samsung no fue la primera opción de fabricación para Xiaomi. AndroidHeadlines asegura que la compañía china contactó primero con LG para utilizar sus paneles flexibles de 5.49 pulgadas. , pero el hecho de que su nueva fábrica no estaba aún operativa en el momento de las negociaciones impidió el acuerdo.