Publi Orejas y Superior con GPT

Apple Pay continua su expansión: ya disponible en Irlanda

  • El sistema de pago a través del móvil de la firma de la Manzana continua con su crecimiento

12/03/2017 - 14:29 h.

Apple Pay continua su expansión por Europa. Tras España, el sistema de pagos a través del móvil de la compañía de Cupertino ya está disponible en Irlanda, quedando confirmado las intenciones de la firma de la Manzana para que este 2017 suponga el despegue definitivo de la plataforma. Y es que la multinacional estadounidense seguro que es consciente de que la competencia -Android Pay, Samsung Pay…- no terminan de ser una alternativa, por lo que se trata de una oportunidad, siempre y cuando consigan ir convenciendo a algunas entidades bancarias de cada país como ha sido el caso de Irlanda.

Ulster Bank y KBC

Ulster Bank y KBC han anunciado que el servicio ya está operativo para ejecutar pagos en los establecimientos con cualquier teléfono de Apple con Touch ID -iPhone 5S, iPhone 6/6 Plus, iPhone 6S/ 6S Plus, iPhone SE y iPhone 7/ 7 Plus-, así como con los Apple Watch de primera y segunda generación.

Por si hay alguien que no esté familiarizado con el sistema, cabe explicar Apple Pay permite realizar pagos directamente en establecimientos con el teléfono, como si de una tarjeta de crédito se tratase -habiendo previamente registrado esta en el servicio, en la app Wallet- mediante la tecnología NFC y Contacless; así como en tiendas online tan sólo pulsando el sensor dactilar.

Para tranquilizar a los usuarios Apple siempre ha presumido de la seguridad del sistema. Para ello Apple Pay, además del  Touch ID, que garantiza que sólo se pueda usar el servicio mediante nuestra huella dactilar -por lo que no hay que preocuparse por esto en caso de robo o pérdida del dispositivo-, utiliza el chip Secure Element, que encripta las tarjetas de crédito para que los datos de éstas nunca se muestren: las transacciones están protegidas con números aleatorios que se asocian tanto a la tarjeta usada como a la compra realizada, de forma que Apple en ningún momento sabe qué ha comprado cada persona o cuánto se ha gastado. Además, todo este sistema se puede controlar desde Find my iPhone, incluso el usuario puede cancelar pagos a través de esta herramienta.