Publi Orejas y Superior con GPT

iOS 9 también sería compatible con los iPhone 5, iPhone 4S y iPad Mini original

  • La nueva versión del S.O no será exclusiva para dispositivos de la firma de la Manzana que contengan un procesador con arquitectura de 64 bits

26/05/2015 - 20:10 h.

Desde hace unos meses se extendió el rumor, que ya se da por seguro, de que la principal característica de iOS 9, la próxima gran versión del sistema operativo móvil de Apple, sería la optimización del sistema, de forma que pudiera exprimir los recursos de los dispositivos ofreciendo una experiencia de usuario aún más fluida y eficiente. Sin embargo, también se dio por hecho que ésta actualización sólo sería compatible con dispositivos de la firma de la Manzana que contengan un procesador con arquitectura de 64 bits, es decir, para iPhone 5S, iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPad Air, iPad Air 2, iPad Mini 2, iPad Mini 3 y, por supuesto, posteriores lanzamientos. Sin embargo, parece que finalmente esto no será así, por suerte para algunos usuarios con terminales iOS más antiguos.

La web 9to5Mac señala que finalmente la compañía de Cupertino también ha decidido que iOS 9 sea compatible con el iPhone 5, el iPhone 4S y el iPad Mini original. Este cambio de estrategia estaría motivado porque el Apple Watch sí es compatible con el iPhone 5, por lo que no sería acertado dar a elegir a los usuarios del teléfono entre actualizar el sistema o poder disfrutar de su conectividad con el reloj inteligente de la Manzana, si no precisamente lo contrario: promover la compra del smartwatch. Y como esto obliga a dar soporte el servicio para procesadores sin arquitectura de 64 bits, parece que Apple también ha decidido incluir el iPhone 4S y el primer iPad Mini.

No obstante, la publicación web apunta que si bien lo admite, las consecuencias de actualizar una versión antigua de los dispositivos iOS más antiguos a la última versión podía ralentizar el teléfono e incrementar su consumo de batería considerablemente. Y es que ya es conocida la polémica que suscitaron en su momento las últimas dos grandes actualizaciones -principalmente iOS 8- debido a que provocaban en los modelos más antiguos de dispositivos iOS una ralentización considerable, así como otros errores y fallos. Esperemos que en esta ocasión Apple haya aprendido la lección.