Publi Orejas y Superior con GPT

Los próximos Apple Watch estrenarían diseño, con una pantalla un 15% más grande

  • Tras tres generaciones la firma de la Manzana estaría preparando cambios para la nueva generación de su reloj inteligente

07/05/2018 - 17:57 h.

ese a que cuando fue presentado levantó cierta polémica al ser considerado por algunos como poco ponible o atractivo para un reloj, la realidad es que el Apple Watch tres generaciones después es el absoluto dominador de la industria sin haber sido necesario variar su diseño. Sin embargo, nada es eterno y parece que en la próxima generación de su reloj inteligente sí veremos un rediseño del dispositivo.

La web 9to5Mac, tras hacerse eco de informaciones de la consultora KGI, apunta que la firma de la Manzana prepara cambios en el que debe ser el Apple Watch Series 4, que pasaría a contar con una estética más moderna y una pantalla un 15% mayor.  Si bien de momento no está confirmado sí se apunta a que la idea de la multinacional norteamericana es incorporar unos marcos más delgados que permitan que las dimensiones del panel aumenten sin que el reloj crezca en tamaño mucho más, manteniendo así un cuerpo similar al de los modelos actuales. Ni siquiera se menciona la forma de su esfera por lo que parece seguro que Apple mantendría el diseño cuadrado.

Asimismo, también se indica que el nuevo modelo contaría con un sistema de monitorización de salud mejorado, así como una batería mayor, sin precisarse si esto se traducirá en más autonomía, ya que hay que tener en cuenta que una pantalla superior también requeriría más consumo de energía.

El Apple Watch Series 4 sería presentado durante el tercer trimestre de 2018, con mucha probabilidad en el mes de septiembre junto con la nueva generación de iPhone, como ya es tradición. Es por ello que seguro que a partir de las próximas semanas comenzarán a surgir más rumores y filtraciones al respecto.

Desde KGI se estima que que este nuevo diseño  la incorporación de nuevos sensores más allá de la monitorización de la frecuencia cardíaca y la reducción de los precios de los modelos más antiguos impulsarán las ventas de Apple Watch a nuevos récords, cifrando entre 22 y 24 millones los relojes vendidos por la compañía de Cupertino durante  2018, lo que supondría un aumento de aproximadamente un 30% con respecto al año anterior.