Kia Stinger, la máxima expresión del poder coreano

La nueva berlina de Kia apuesta por el lujo y la deportividad sin concesiones

PALMA DE MALLORCAActualizado:

Está claro que los coreanos no son lo que eran, que la tenacidad y las ganas de hacer bien las cosas al final dan su resultado y el nuevo Kia Stinger lo demuestra con creces.

La moda de los SUV o todo camino se ha impuesto claramente en todos los segmentos, pero aunque son muchas sus virtudes -mejor visión hacia delante, más cómodos para entrar y salir- también tienen “peros” y algunos prácticamente insalvables salvo que estemos dispuestos a pagar mucho dinero por ellos: consumen más, tienen muchas más inercias en las curvas y no siempre resultan cómodos en zonas viradas, son más difíciles -por su tamaño- de aparcar, etc.

Por eso, prácticamente todos los constructores siguen apostando por las berlinas de tres volúmenes de toda la vida, aunque como en el caso del nuevo Stinger con un diseño que va más allá. Es verdad que siguen teniendo esos tres cuerpos de toda la vida, morro, habitáculo y maletero pero con un diseño más afilado que trata de esconder esa última parte para darle un aspecto más deportivo.

Y aquí es donde entra el Stinger por derecho propio.

Siguiendo la estela de otros modelos de la competencia el Stinger llega con tres volúmenes pero gracias a una caída muy pronunciada del techo a partir del segundo pilar las puertas traseras quedan bastante disimuladas y parece más un dos puertas muy grande que una berlina clásica.

Además, puede presumir de un diseño interior moderno y amplio y con unos acabados que rezuman buen gusto. Incluso al cerrar las puertas se nota y se siente que estamos ante un coche hecho con mimo.

En él viajarán muy cómodos cuatro adultos pues aunque “bajito” la altura interior es más que suficiente y a pesar de que el maletero no es enorme -406 litros- hay espacio para al menos dos maletas grandes o varias bolsas de viaje porque está bien aprovechado.

Tres mecánicas potentes y eficientes

El nuevo Stinger llegará al mercado con tres potentes mecánicas, dos de gasolina y una diésel y todos con una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades -por convertidor de par- de un tacto -en los kilómetros que hemos hecho- bastante agradable y precisa. Además, el motor diésel podrá elegirse con propulsión trasera o total y el gasolina más potente llegará con la tracción total de serie.

Asimismo las tres versiones cuentan con un sistema de control electrónico del vehículo Drive Mode Select con el que seleccionar hasta cinco programas de funcionamiento que modifican la velocidad del cambio, la respuesta del acelerador y la dureza de la dirección.

Empezando por el último se trata de un cuatro cilindros turbodiésel de 2,2 l, que genera 200 caballos y un Par de 440 Nm, con los que acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h. En este caso el consumo combinado es desde 5,6 litros cada 100 kilómetros.

En cuanto a los gasolina, el pequeño es un 2 litros con turbo que ofrece 255 caballos y un Par de 353Nm para alcanzar una velocidad máxima de 240km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos. En cuanto al consumo el combinado homologado para este motor es a partir de los 7,9 litros cada 100km.

Por último y como joya de la corona el motor más potente jamás realizado por la marca coreana es un V6 biturbo de 3,3 litros de cilindrada que genera 370 caballos y unos magníficos 510Nm de par. Con ellos acelera de

0 a 100 km/h en sólo 4,9 s, y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h y un consumo homologado sin desde luego apretarle lo más mínimo a partir de los 10,6 litros.

La seguridad por encima de todo

El Stinger como el resto de modelos presentados últimamente por Kia llega con el sistema de seguridad que la marca engloba bajo el nombre de DRIVE WISE. Así llega de serie con el Sistema de Gestión de Estabilidad del Vehículo que incluye el Control Electrónico de Estabilidad. Además y según la versión equipara el sistema de aviso de colisión frontal y frenada de emergencia autónoma con detección de peatones; el control de crucero avanzado; el sistema de asistencia de mantenimiento en el carril; el de alerta de tráfico cruzado trasero; el sistema de monitorización del entorno en velocidad baja; el de detección de vehículo en el ángulo muerto o el asistente dinámico para luces de carretera. Y como novedad también estará disponible con el sistema de alerta de la atención del conductor (Driver Attention Alert DAA), que previene la distracción y la somnolencia al conducir.

Conectado

Como no podía ser de otra forma el Stinger también llega con lo último en tecnología y conectividad como el Head-Up Display con información sobre la velocidad, las indicaciones del navegador, los ajustes del audio, el control de crucero y la información del detector de vehículos en el ángulo muerto (Blind Spot Detection).

También cuenta de serie con una pantalla táctil de 7 pulgadas para el sistema de navegación con cámara de asistencia al estacionamiento, Android Auto y servicios de conectividad TomTom, en las versiones “GT line” y “GT” esta pantalla es de 8 pulgadas.

Y para los melómanos un trío de equipos de sonido de alta calidad. El equipo de audio base lleva seis altavoces y una pantalla táctil de siete pulgadas y se puede elegir uno opcional de nueve altavoces con amplificadores externos. Pero, además, en las versiones más altas, el sistema de infoentretenimiento viene con una pantalla táctil de 8,0 pulgadas (20 cm), emparejado con un potente equipo surround Harman-Kardon® de 720 W y 15 altavoces. Éste equipo incluye una pareja de subwoofers montados bajos los asientos delanteros, así como tecnología Clari-Fi™ que reconstruye las señales de audio perdidas durante el proceso digital de compresión. Esta tecnología devuelve a cualquier fuente de audio comprimido la experiencia de escucha de la alta fidelidad.