Volkswagen Golf GTD, 184 caballos que dan para mucho

El nuevo Golf GTD mantiene la misma potencia que el anterior pero en un envoltorio más moderno y adaptado a las nuevas tecnologías

MadridActualizado:

Hablar del Volkswagen Golf resulta muy sencillo y a la vez muy complicado. Es un coche que lleva tantos años yendo muy bien que resulta complicado ponerle un “pero”.

Prácticamente desde que apareció -hace más de 40 años- lleva siendo la referencia en el segmento de los compactos generalistas pero básicamente por su precio y su capacidad para ofrecer motores “pequeños” porque el placer de conducirlo bien podría situarlo y ponerlo a competir contra modelos de lujo que otras marcas premium tienen. Pero probablemente dentro de la estrategia del Grupo Volkswagen- Audi hay otros modelos como el Audi A3 que podrían resultar canibalizados si al Golf le diesen una vuelta de tuerca con la intención de situarlo más arriba.

Golf GTD DSG

El modelo que nos ocupa hoy es la versión “racing” o equivalente al GTI pero con motor diésel, el GTD de 184 caballos que ya ofrecía la anterior versión. Y como aquel, el motor de 2 litros TDI del nuevo Golf va de cine. Si le apretamos y usamos los diferentes Modos de conducción y lo situamos en el Modo Sport acelera que da gusto con una linealidad Y estabilidad que incluso sorprende. Es contundente y fácil de llevar y si nos despistamos nos encontraremos circulando a bastante más velocidad de la permitida sin apenas darnos cuenta y con un consumo realmente contenido -alrededor de los 7,5 litros-.

Pero si ponemos el Modo Eco entonces tendremos un coche muy pintón que consume como un mechero, es decir, prácticamente nada, -es muy fácil con un poco de atención situarse en menos de 5 litros cada 100 kilómetros-.

Además, con el cambio DSG de siete velocidades, opcional pero altamente recomendable, y de nuevo desarrollo los cambios se producen con tanta facilidad que nunca sabremos en qué velocidad estamos circulando.

Como el primero

En cuanto al interior, el Golf GTD de la séptima generación, con una tapicería similar a la del primer Golf GTI de cuadritos -diseño Clark-, es más amplio que el anterior aunque mantiene el mismo volumen de maletero de 380 litros y que nos puede obligar a calcular bien qué necesitamos llevar de viaje porque no sobra el espacio.

Por el contrario el puesto de conducción y el resto de plazas son realmente cómodas incluso para personas altas, aunque debido a las dos únicas puertas a alguno le puede costar entrar o salir.

Más conectado

El nuevo Volkswagen Golf GTD llega con todos los elementos de entretenimiento e información que reclama una sociedad conectada y alguno más como el control gestual -tenemos que configurarlo nosotros mismos- para el manejo del sistema que ya tienen otros modelos pero de categoría muy superior.

También y como otros modelos de la gama Golf, el GTD llega de serie con el magnífico y muy práctico Volkswagen Digital Cockpit, el cuadro de mandos digital que sustituye a los relojes clásicos con una información detallada y personalizable que facilita mucho la conducción.

Más seguro

El nuevo Golf GTD acapara todos los sistemas de seguridad disponibles en el mercado y algunos con funciones mejoradas como el muy práctico sistema de regulación automática de la distancia (ACC) con “Front Assist” y asistente de frenada de emergencia en ciudad que es de serie, el “Lane Assist”, el sensor de ángulo muerto, el asistente de salida del aparcamiento, el “Park Assist”, el sistema de detección de fatiga, la cámara de visión trasera (Rear View), el sistema de reconocimiento de las señales de tráfico, el sistema de frenada anticolisiones múltiples o el estabilizador del remolque. Además, ahora incluye el sistema de asistencia en atascos que es capaz de seguir al coche que nos precede hasta una velocidad de 60km/h y es un avance de la conducción autónoma de la que tanto se habla, entre otros muchos.