SUV DEPORTIVO

Aston Martin prepara un SUV pensando en el mercado chino

El DBX ofrecerá un motor V8 biturbo de 4.0 litros que producirá 503 CV

MADRIDActualizado:

Tras el impacto que en su día produjo el primer SUV de una marca de superdeportivos, como el Porsche Cayene, y hasta los más recientes Rolls Royce Cullinan, Bentley Bentayga o Lamborghini Urus, Aston Martin se convierte en la última marca (demomento) en llegar a la guerra en este segmento.

Aston Martin se ha asociado con The College of Design and Innovation en la Universidad Tongji de Shangai. Dicha asociación busca entre otros objetivos anticipar las tendencias de colores en el país, llegando a la conclusión de que les gustan los colores “mucho más vibrantes” que en otros mercados.

Según Andy Palmer, CEO de Aston Martin, sus ventas non excesivamente abultadas en China, aunque han ido aumentando a lo largo de los años. En el curso pasado llegaron a vender unas 660 unidades. ParA superar esta cifra Palmer se ha fijado en el éxito que está teniendo el Bentayga en China, por lo que espera que una cifra significativa de las ventas del DBX provenga del país. Según sus estimaciones, un tercio de las ventas del nuevo modelo provendrá de China.

Según adelanta Autocasión, el Aston Martin DBX ofrecerá un motor V8 biturbo de 4.0 litros que producirá 503 CV y 675 Nm. Se espera también que haya una versión vitaminada que monte un motor de 12 cilindros y 5.2 litros capaz de desarrollar 600 CV Y 700 Nm. Los rumores apuntaban a una posible versión híbrida enchufable, pero Palmer lo ha desmentido argumentando que esta tecnología supone un gran aumento tanto en el peso como en los costes de fabricación.