Conducir con resaca, casi tan peligroso como hacerlo bajo los efectos del alcohol

Los reflejos de un conductor con resaca se reducen hasta en un 20%

MadridActualizado:

Anoche saliste de parranda con los amigos, bebiste unas copas de más y esta mañana tienes que coger el coche para realizar un viaje. ¿Te sientes identificado con esta situación? Seguramente te ha pasado más de una vez y no has dudado en pensar que hacías lo correcto cogiendo el coche. Y es que, hasta hace poco, la resaca se entendía solo como un período de recuperación del cuerpo humano asociado a dolores de cabeza, musculares y desajustes estomacales; tiene también aspectos importantes en el trabajo cerebral. No obstante, se ha demostrado científicamente que, aunque los niveles de alcoholemia sean muy bajos o prácticamente inexistentes, quien ha bebido mucho en un período no anterior a doce horas no conduce en plenitud de sus facultades. Así lo detallan desde el blog de Seguros Catalana Occidente.

Dentro de las normas de seguridad vial que deben prevalecer siempre para evitar que ocurran accidentes graves, encontramos algunas que se escapan de las disposiciones de legales pero que se vinculan al sentido común y que todo conductor que se precie de ser responsable debería cumplir. Pues bien, una de ellas es estar de resaca.

Organizaciones dedicadas a mejorar la seguridad vial en los países con más altos índices de accidentes de tránsito han llegado a la conclusión de que conducir con resaca puede ser tan peligroso como hacerlo bajo los efectos del alcohol. Los reflejos de un conductor que ha bebido alcohol en exceso la noche anterior se reducen en un 20% frente a los de un conductor que no está de resaca.

Las pocas horas de sueño, el bajo nivel de azúcar en sangre y la deshidratación producto de la ingesta masiva de alcohol, tienen el efecto de convertir a un conductor en un peligro similar al de un conductor ebrio a la hora de conducir con resaca. El consejo principal: que duermas las horas suficientes para que tu cuerpo se recupere, que bebas mucha agua para combatir la deshidratación y que si no te sientes 100% preparado para conducir optes por posponer tu viaje.