¿Qué debes hacer si te quedas atrapado con el coche en la nieve?

Como medida preventiva conviene llevar el depósito de combistible lo más lleno posible

MADRIDActualizado:

Las previsiones han acertado, y la nieve cubre ya gran parte de las carreteras españolas, provocando no pocos inconvenientes. Para evitar quedar atrapados en una carretera debido a la intensidad de la nieve, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones. Si ya es demasiado tarde y la nieve nos ha dejado «tirados», es fundamental seguir una serie de consejos.

En primer lugar no es conveniente salir del vehículo ni apagar el motor. Hay que mantenerlo encendido y con la calefacción en marcha. Aunque es más facil decirlo que hacerlo, hay que itnentar mantener la calma. Tarde o temprano las máquinas quitanieve o la Guardia Civil de Tráfico acudirán al rescate. Mientras esperamos, hay que vigilar de vez en cuando el tubo de escape, procurando que no se obstruya con la nieve acumulada. Cada cierto tiempo, una media hora más o menos, podemos abrir las puertas o las ventanillas del coche durante unos segundos para oxigenar el interior del vehículo.

Hay que evitar quedarse dormido, y deberemos beber agua y escuchar la radio para seguir posibles instrucciones.

Antes de llegar a este punto, si tenemos que coger el coche por necesidad, convendría conocer el estado de la carretera por la que vamos a circular antes de iniciar cualquier tipo de viaje. Si las condiciones son muy complicadas siempre es mejor posponerlo.

Si pese a todo decidimos ponernos en ruta, conviene aprovisionarse con algunos elementos como ropa de abrigo, agua, algo de comida y una linterna (debería llevarse siempre). Además, de llevar un móvil y si tenemos, el cargador de coche o una batería auxiliar.

Aunque nunca es bueno llevar el depósito muy vacío, en invierno es conveniente llevarlo lo más lleno posible. Si nos quedásemos tirados es una fuente de calor (la calefacción del coche). También, si tenemos un coche diésel y vamos a dejarlo unos días parado en una zona muy fría (esto es para los esquiadores) convendría echarle alrededor de medio litro de gasolina al depósito. No le va a pasar nada y como la gasolina no se congela evitaremos que se congele el gasóleo y nos deje tirados.

Cristales limpios de nieve y hielo. Si vamos a coger el coche y éste está cubierto de nieve no conviene usar agua caliente ya que la diferencia de temperatura podría romper el cristal. Lo mejor es usar el típico rascador y si se nos empañan los cristales, aunque parezca mentira, lo mejor es poner el aire acondicionado unos segundos.