Jaguar I-Pace: todos los detalles del primer eléctrico puro de la marca inglesa

Este nuevo modelo, que cuenta con un cargador rápido de 100 kW con el que consigue una recarga de 0 a 80% en menos de 40 minutos, está ya disponible para pedidos con un precio desde 79.100 euros

MadridActualizado:

El Jaguar I-Pace es el vehículo eléctrico que todo conductor ha estado esperando. Limpio, amigable y seguro, el I-Pace ofrece las prestaciones de un deportivo, la próxima generación de Inteligencia Artificial (AI) y espacio para cinco pasajeros en un práctico SUV que sitúa a Jaguar al frente de la revolución eléctrica. Con una tracción eléctrica a las cuatro ruedas con dos motores que aúnan 400 CV y ofrecen una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, este nuevo modelo tiene una autonomía -de las mayores del mercado- de 480 kilómetros.

Este nuevo modelo, que se ha presentado oficialmente en «streaming» este jueves y que se descubrirá físicamente en el Salón de Ginebra la próxima semana, cuenta con un cargador rápido de 100 kW, con el que consigue una recarga de 0 a 80% en menos de 40 minutos. Y en 15 minutos, el I-Pace consigue la energía suficiente para una autonomía de 100 kilómetros. El I-Pace está ya disponible para pedidos en la Red Oficial Jaguar de Concesionarios EV en España, con un precio desde 79.100 euros.

Asimismo, la tranquilidad del propietario estará avalada por una garantía de la batería de ocho años así como unos intervalos de servicio cada 34.000 kilómetros o dos años, lo que antes ocurra. Es más, con cero emisiones, también se podrá beneficiar de menores impuestos, rebajas en autopistas o exención del pago por aparcar en zonas restringidas. Y es que Jaguar Land Rover está comprometida en buscar un futuro más limpio y tiene planes para prolongar la vida de las baterías de sus coches con socios expertos en reciclaje y una segunda vida para las baterías.

«Desde el inicio partimos de una hoja en blanco para aprovechar las posibilidades que nos brindaba la tecnología eléctrica con una arquitectura diseñada para optimizar el rendimiento EV, la mejor aerodinámica y el espacio interior. El resultado es el I-Pace, un verdadero Jaguar y un sueño eléctrico hecho realidad», indica Ian Hoban, director de las líneas de Jaguar. «Para el propietario de un I-Pace, las gasolineras son cosas del pasado. Después de una noche recargando se levantará cada mañana con el tanque lleno», añade.

Autonomía de 480 kilómetros

El nuevo eléctrico puro de Jaguar, el I-Pace, hace que la propiedad de un vehículo eléctrico se vuelva emocionante, accesible y más práctica que nunca gracias a su diseño único, la evolución tecnológica de sus baterías y los sistemas de recarga públicas. Esta combinación lo convierte en el EV más deseable del mundo, el más eficiente y el más agradable de conducir.

Con una batería de ion-litio de última generación de 90kWh compuesta por 432 celdas, el I-Pace ofrece una autonomía de 480 km (en el ciclo WLTP). Así, el propietario podrá recargar de 0 al 80% en tan solo 40 minutos con un cargador rápido de corriente continua de 100 kW. En casa utilizando un cargador de pared de corriente alterna de 7kW logrará el mismo estado de carga en poco más de diez horas, ideal para una recarga nocturna.

El propietario será capaz de recargar la batería hasta el 80 por ciento desde 0 en tan solo 40 minutos con un cargador rápido CC de 100kW o ampliar su autonomía 100 kilómetros en solo 15 minutos. Alternativamente, con un cargador de pared (Wall box) de 7kW, el I-Pace se recargará hasta el 80 por ciento en alrededor de 10 horas, un tiempo ideal para la recarga nocturna en casa.

Además, el conjunto de tecnologías de optimización de rango inteligente incluyen un sistema de pre-acondicionamiento de la batería: Siempre que el I-Pace esté conectado a la red eléctrica regulará automáticamente la temperatura de la batería para ofrecer la máxima la autonomía.

Prestaciones «electrificantes»

Los dos motores eléctricos diseñados por Jaguar y situados en transversal en cada eje, se unen a una transmisión concéntrica para entregar una tracción a las cuatro ruedas en un conjunto excepcionalmente compacto. Su alto rendimiento y la impresionante entrega de par ofrecen unas prestaciones de alta deportividad, y son capaces de poner al I-Pace de 0 a 100km/h en tan solo 4,8 segundos. Todo ello combinado con un excepcional confort de marcha y una dinámica de conducción muy sugerente.

El nuevo chasis de aluminio EV, con las baterías situadas en el centro, entre los dos ejes, ha conseguido crear la plataforma más rígida de Jaguar. Delante, utiliza una evolucionada suspensión de doble triángulo y detrás configuración multibrazo o multilink, opcionalmente una suspensión neumática y Modos de Conducción configurables. Además, la ubicación de la batería permite una distribución perfecta del peso 50:50 y un centro de gravedad unos 130 mm más bajo que en el F-Pace.

Elegante figura y materiales sofisticados

No habrá nada que se parezca o conduzca como el Jaguar I-Pace. Ha sido diseñado y fabricado para obtener el máximo rendimiento de la tecnología eléctrica y maximizar el potencial y los beneficios que ésta tecnología ofrece. Su elegante figura está influenciada por el súper deportivo Jaguar C-X75, con un corto y bajo capó, un techo de diseño aerodinámico y una luneta trasera curva. Este diseño «hacia el capo» contrasta con una trasera cuadrada que ayuda a reducir el coeficiente aerodinámico hasta unos magníficos 0,29 de Cd. Para optimizar el equilibrio entre la refrigeración y la aerodinámica, las Láminas Activas de la parrilla se abren cuando se necesita refrigeración y se cierran cuando no es necesaria y redirigen el aire hacia los paragolpes suavizando el flujo de aire.

«El tren de propulsión eléctrico del I-Pace nos ha ofrecido una libertad de diseño sin precedentes. Empezar con una hoja en blanco nos permitió crear un habitáculo enfocado a la parte delantera con unas proporciones interiores únicas, siendo aún así, un Jaguar. Queríamos diseñar el vehículo eléctrico más deseable del mundo, y estoy convencido de que lo hemos conseguido», asegura el director de diseño de Jaguar, Ian Callum.

En el interior, la atención por el detalle, una funcionalidad de vanguardia y el avanzado sistema de información y entretenimiento Touch Pro Duo se combinan con la exquisita consola central flotante para establecer un estándar de diseño interior que otros imitarán. El generoso interior ofrece 890mm de espacio para las piernas e incluye ingeniosos huecos de almacenamiento. De hecho, al contrario que los SUV medios, el espacio interior del I-Pace, con un diseño enfocado hacia la parte delantera es comparable con el de un SUV de tamaño superior ya que también hay huecos bajo los asientos que permiten guardar una tablet o un portátil. El maletero, con 656 litros, también es mayor que en la mayoría de los SUV medios y se puede ampliar el espacio de carga abatiendo los asientos hasta conseguir 1.453 litros.

El futuro propietario podrá escoger entre una piel de grano fino Windsor o un nuevo tejido alternativo y medioambientalmente sostenible desarrollado por los expertos daneses Kvadrat -un material de alta calidad que combina una resistente mezcla de lana con tela de gamuza reciclada- y una exquisita atención a los detalles que le identifican claramente como un auténtico Jaguar. «Nos propusimos diseñar un interior emocional que excitase los sentidos, donde el conductor sea parte esencial de la experiencia y los pasajeros tengan el espacio que necesitan. Estar dentro de I-Pace es experimentar algo especial, eso es lo que es un Jaguar», añade Callum.

Tecnología de coche conectado

El I-Pace es el primer Jaguar en adoptar el sistema de entretenimiento Touch Pro Duo. Con el uso de una innovadora combinación de pantallas táctiles, sensores capacitivos y controles físicos, el Touch Pro Duo en muy intuitivo en el uso. Un nuevo sistema de navegación EV monitoriza la topografía de la ruta a seguir, incluido nuestro estilo de conducción, para hacer un cálculo personalizado de la autonomía y el modo de uso que debemos adoptar para garantizarnos así la máxima tranquilidad.

El avanzado sistema utiliza una tecnología de «Configuración Inteligente» y gracias a algoritmos de Inteligencia Artificial para identificar las preferencias del conductor y ajustar los distintos parámetros del I-Pace a sus deseos. Este modelo también incluirá el asistente Amazon Alexa. El conductor o sus acompañantes podrán preguntar a Alexa por la información guardada en la app de Jaguar InControl Remote. Por ejemplo: ¿Está mi coche bien cerrado?, ¿Cuál es el nivel de la batería?, ¿Tengo carga suficiente para llegar al trabajo?

Para asegurarnos de que el propietario tiene siempre acceso al último software de entretenimiento, telemático o el control de la carga de la batería, el I-Pace será el primer Jaguar en ofrecer un software remoto SOTA, del inglés Software Over The Air, que permite en todo momento la actualización de los distintos sistemas (solo cuando el coche está parado).