DS Automobiles

La Fórmula E, laboratorio de pruebas para el coche del futuro

Tras el ePrix de París, varios proyectos aprovecharán las tecnologías de esta competición para trasladarlos a vehículos de calle

ParísActualizado:

La Fórmula E no es solo una competición, sino un auténtico banco de pruebas para el vehículo del futuro. Los fabricantes han encontrado en esta joven modalidad deportiva un territorio ideal para testar tecnologías y componentes que, dentro de muy poco, lucirán los vehículos de calle.

«Participar en carreras con monoplazas 100% eléctricos nos brinda la oportunidad de poner a prueba nuestras futuras tecnologías. En competición y en las sesiones de entrenamiento llevamos más allá nuestros límites: desarrollamos nuevos componentes, mejoramos nuestra experiencia sobre propulsión eléctrica, particularmente nuestra gestión de la energía», asegura Xavier Mestelan Pinon, director de DS Performance.

La marca correrá este fin de semana en el ePrix de París, que se disputará en un circuito de 1,93 kilómetros en torno a Les Invalides.

En el día a día, los ingenieros y técnicos de DS Performance trabajan en convertir las tecnologías en compatibles para el desarrollo en gran serie. Esta vía de investigación tiene su fiel reflejo en la alimentación de los vehículos eléctricos. Actualmente, los automóviles de serie se alimentan con tensiones de alrededor de 400 V, mientras que los de la Fórmula E lo hacen a una tensión de 700 V. «Para los equipos de DS Performance, el reto es desarrollar y hacer fiables los componentes, sobre todo los de la placa de control de potencia», explica Xavier Mestelan Pinon. «En cuanto el uso de los 700 V esté totalmente dominado, podremos ofrecer tensiones más altas en los automóviles de serie. De este modo, lograremos una mayor autonomía eléctrica», afirma Eric Apode, director de Proyectos y Desarrollo de DS

Pero, ¿qué tienen en común la velocidad punta de 225 Km/h del monoplaza DSV-02 y los 60 km de autonomía eléctrica de un vehículo híbrido recargable de calle como el DS 7 Crossback E-Tense (que saldrá al mercado en 2019)? Las técnicas de gestión de la energía entregada por la batería, sobre todo las estrategias de pilotaje. Unas enseñanzas que han comprendido los equipos de DS Performance desde el principio de su participación en la Fórmula E. Las han compartido con los ingenieros y técnicos de la marca implicados en el proyecto de motor híbrido de gasolina.

Siempre en busca del máximo rendimiento y de la optimización, los fabricantes de automóviles luchan contra las pérdidas de energía. En la Fórmula E, la suspensión delantera y la batería son comunes para todos los monoplazas, mientras que la caja de cambios y el motor eléctrico son diferentes en cada escudería. Durante un año, diez ingenieros y numerosos técnicos han trabajado en el desarrollo en el DSV-02. Estos meses de puesta a punto les ha permitido optimizar el rendimiento de explotación del dúo «caja de cambios-motor eléctrico», aplicado directamente sobre la cadena de tracción híbrida eléctrica recargable del DS 7 Crossback.

La cadena de tracción híbrida E-Tense del DS 7 Crossback cuenta con una innovadora transmisión automática de 8 velocidades EAT8, electrificada y situada transversalmente entre el motor térmico y el eléctrico. Esta solución es fruto del savoir-faire de DS, el de los equipos I+D del Grupo PSA y de DS Performance, que han sabido optimizar la explotación de esta novedosa caja de cambios con el motor eléctrico de 80 Kw.