¿Qué hacer en caso de accidente con un coche eléctrico?

Todos los vehículos, incluidos los eléctricos, cuentan con una Hoja de Rescate para los servicios de emergencia

MadridActualizado:

En 2017 se matricularon 13.021 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables, un 110,6% más que en 2016 y se calcula que el 54% de los españoles ya se ha informado sobre este tipo de vehículos, que consideran una opción interesante. Sin embargo, el «factor precio» sigue siendo importante a la hora de decidirse a comprar un coche eléctrico, ya que para amortizar su sobrecoste son necesarios unos cinco años. Pero tras un accidente la semana pasada en la localidad Mountain View, California, de un coche sin conductor de la marca Tesla, las dudas a cerca de este tipo de vehículos han aumentado. Según las autoridades locales, el Tesla eléctrico se estrelló contra una de las barreras de una autopista e impactó contra un Mazda y un Audi, lo que provocó que las baterías de litio del vehículo se incendiaran. Los bomberos que se desplazaron hasta la zona se pusieron en contacto con la compañía para determinar cómo extinguir el fuego y proceder a mover el vehículo.

El tiempo es oro cuando se trata de rescatar a un herido atrapado en un vehículo tras un accidente grave. Unos minutos pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. Actualmente los coches cada vez son más seguros y sofisticados, no obstante, esto supone una dificultad añadida para los equipos de rescate cuando hay un accidente. Desde el RACC aseguran que los diez minutos que antes hacían falta para abrir un vehículo y sacar al accidentado ahora, con los vehículos de última generación, se han convertido en mucho más, ya que hay que tener mucha más información para hacerlo de forma segura: dónde están los componentes de alta tensión, dónde están las cargas de los airbags, qué tipo de combustible utiliza el vehículo, cuáles son los mejores puntos de corte de carrocería...

Y es que nunca hemos oído hablar sobre qué hacer en caso de sufrir un accidente con un vehículo eléctrico. ¿Cuál sería el método de actuación tanto nuestro como de las autoridades? Desde la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) nos ofrecen todas las respuestas. «En realidad todos los vehículos, incluidos los eléctricos, cuentan con una Hoja de Rescate para los servicios de emergencia, que, en el caso de los eléctricos, informan dónde se desconecta la batería, dónde puede haber equipos de alta tensión, cómo atacar el vehículo teniendo en cuenta la disposición de la batería, además de otros elementos», asegura Arturo Pérez de Lucia, director gerente de AEDIVE.

La hoja de rescate es una ficha que incorpora toda la información técnica necesaria para poder abrir un vehículo de manera rápida y segura. Tiene un formato estándar, válido para toda Europa. ¿Por qué es útil? Porque si está accesible dentro del vehículo, cualquier cuerpo de rescate la podrá tener de inmediato cuando llegue al accidente, la entenderá y la usará para que el proceso de liberación del accidentado sea lo más rápido y seguro posible.

De hecho, ante este tipo de accidentes, las marcas «han ido hablando con los bomberos y están en contacto para cuando hay modificaciones de cada vehículo». Es más, en la página oficial del RACC están disponibles las Hojas de rescate de todos y cada uno de los modelos del mercado para garantizar un rescate seguro y rápido en caso de accidente.

Asimismo, cuando un eléctrico recibe un golpe, «la batería se desconecta automáticamente a la vez que saltan los airbags y/o pretensores del cinturón. Incluso si el vehículo vuelca, se desconecta la batería», añade Pérez de Lucia. Y también hay desconexiones de emergencia disponibles para desactivar de forma segura la electricidad del vehículo si es necesario proceder a la extracción de los pasajeros. En algunos modelos, además, existen unas trampillas que en caso de incendio se funden dejando paso al agua de extinción, (es el caso del modelo ZOE de Renault, ubicada bajo la banqueta del asiento trasero):

Detalle de trampilla para extinción en el Renault Zoe
Detalle de trampilla para extinción en el Renault Zoe-Consejería de Fomento y Medio Ambiente

Mitos y leyendas

El director gerente de AEDIVE también detalla que «a toda tecnología nueva le siguen mitos y leyendas basadas en el desconocimiento y la infoxicación». «El vehículo eléctrico no tiene peligro de descargas. Yo he cargado mil veces en días de lluvia en puntos de carga públicos y no pasa nada. Todos los vehículos e infraestructuras de recarga están sujetas a normas IP (grados de protección para seguridad industrial en base a normativas internacionales para la protección contra contactos y cuerpos extraños y de protección contra el agua)», concluye.