José María Terol (Mazda): «Los eléctricos no son aún la opción para bajar las emisiones»

La marca japonesa apuesta por continuar refinando los motores de combustión

MadridActualizado:

En plena apuesta masiva de todos los fabricantes por los vehículos eléctricos, José María Terol, presidente y CEO de Mazda España, es un verso suelto. Aunque apuesta a largo plazo por la electrificación, defiende que la prioridad debe ser continuar refinando los motores de combustión. «Todavía serán mayoría en 2035», cree.

-¿Cómo fueron los resultados de Mazda en 2017? ¿Cuáles serán las principales novedades en 2018?

-Vendimos 18.558 coches, un 1,55% más. Fue sido un buen año para el mercado y para Mazda, aunque para nosotros era complicado. En mayo renovamos el CX-5, nuestro modelo más vendido, que ha sido muy bien acogido por el mercado. 2017 también ha sido un año récord en cuanto a facturación de recambios y accesorios, y en fidelidad de postventa. Respecto a 2018, lanzamos el nuevo Mazda 6 y renovamos el CX-3 y el Mazda 2, y preveemos vender unos 21.100 coches, un 14% más.

-El 60% de los conductores sigue apostando por los coches de combustión. ¿Tendrán todavía una larga vida?

-Hay que reducir los gases de efecto invernadero lo más rápido posible, y estamos comprometidos en ello. Pero hay que ver cuál es la manera más efectiva, práctica y rápida. Si analizamos las emisiones que se producen para producir la energía que necesita un coche eléctrico, más las emisiones que se necesitan para fabricarlo, no es cierto que sean cero emisiones. De hecho son considerables.

Las renovables aún son irregulares: no somos todavía capaces de producir electricidad sin recurrir a los combustibles fósiles. Y además los eléctricos requieren baterías, que son muy caras, muy pesadas, tienen muy poca densidad energética y por tanto poca autonomía, y tardan mucho en recargarse. Y son muy contaminantes. Utilizan materiales muy escasos, como el litio y el cobalto, cuyo precio ya está disparándose. Esos problemas probablemente se resolverán, pero no en un plazo corto.

En 2035 solamente el 15% de los coches que se vendan en el mundo serán eléctricos puros. Si nuestra obsesión es reducir los gases de efecto invernadero lo más rápido posible, la manera más eficaz no es empeñarnos en una electrificación masiva para la que la tecnología aún no está preparada, sino refinar los motores de combustión interna, que hoy llevan el 99% de los coches y en 2035 el 85%. Empeñarnos en la electrificación es darnos contra una pared.

-¿Qué papel juega el nuevo motor Skyactiv-X, y cuando llegará?

-Con el nuevo Mazda 3, en 2019. Es la mejor encarnación de este planteamiento. Es un motor con una tecnología revolucionaria. Auna la limpieza en emisiones de óxidos de Nitrógeno de los motores gasolina, la eficiencia en consumo y emisiones de CO2 de los diésel y lo mejor de las reduciones en emisiones y consumo en ciudad de los híbridos.

-¿Las marcas han perdido la batalla ante la opinión pública sobre los diésel?

-Mazda es una de las marcas menos afectadas por la crisis del diésel, porque siempre ha tenido un peso en nuestro mix por debajo de la media del mercado, con 18 puntos de diferencia. Dicho esto, nuevamente debemos mirar a los hechos objetivos. Este año, en agosto, entra en vigor Euro6c, que da una nueva vuelta de tuerca a las emisiones, con unos estándares muy exigentes. Además, se comenzarán a medir las emisiones de NOx con el sistema RDE, en condiciones reales de conducción.

Con lo cual, el control de las emisiones de los diésel y gasolina va a ser muy estricto. En un momento en el que se ha conseguido llevar el control de las emisiones de los diésel a unos estándares muy muy limpios,en el que los controles van a ser exhaustivos, y en el que la tecnología diésel se ha puesto en un nivel de limpieza extraordinario... que justo en ese momento se plantee dejar de vender diésel es un disparate.

Lo que tendría que estarse planteando es sacar de la circulación los diésel más antiguos, de más de diez años, que esos sí que son contaminantes. Deberíamos estar haciendo un esfuerzo en remplazar esos coches antiguos, sean diésel o gasolina, por nuevos. En este sentido, soy partidario de la vuelta de un plan Pive, o Renove.

-¿Mazda tiene contemplado fabricar híbridos o eléctricos?

-Sí. A partir de 2019, con el nuevo Mazda 3, lanzaremos eléctricos, híbridos, híbridos enchufables... a partir de 2021 iremos incorporando todas estas tecnologías en los nuevos modelos.

-¿Qué armas tiene Mazda para ampliar su cuota de mercado?

-Además del crecimiento de los gasolina, está habiendo un alza de los SUV, y nosotros no somos ajenos a ello. La suma de las ventas de nuestros dos SUV, CX-5 y CX-3, representa cerca de un 63% de las ventas. Es una moda que se ha consolidado.