El gas natural se postula como el sustituto al diésel en el sector del transporte

El presidente de Seat, Luca de Meo, señaló que los clientes buscan autonomía, que la carga pueda realizarse en el trabajo o en casa y que sea rápida. En definitiva, «que el proceso sea fácil y económico»

MadridActualizado:

El Gas Natural Comprimido (GNC) no es solo una tecnología puente, sino una alternativa real a largo plazo. Así lo anunció este miércoles el presidente de Seat, Luca de Meo, durante la sexta edición del congreso anual de Gasnam que se celebró en Madrid. Para el directivo su apuesta es firme y por ello Seat será la marca que desarrolle esta tecnología para el Grupo Volkswagen, convirtiéndose así en un Centro de Tecnología a nivel internacional. «Queremos que ésta sea una tecnología "made in Spain", queremos ser pioneros y creemos que lo vamos a conseguir», afirmó.

De Meo definió esta energía como «una alternativa sostenible y rentable frente a los combustibles tradicionales y al vehículo eléctrico». En este sentido, señaló que los clientes buscan autonomía, que la carga pueda realizarse en el trabajo o en casa y que sea rápida. En definitiva, «que el proceso sea fácil y económico», matizó.

El presidente de la firma española también ha recordado otras ventajas como la posibilidad de circular cuando hay episodios de alta contaminación, el rápido tiempo de repostaje, que se estima en tres minutos y que se trata de una opción muy económica, ya que supone un ahorro de costes a la hora del repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% frente al diésel.

También ha indicado que, si el parque de vehículos de España contase con un millón de vehículos ligeros GNC, se dejarían de emitir a la atmósfera 1,2 millones toneladas de CO2/año, lo equivalente a cubrir Madrid de árboles. «Además, supondría un ahorro al conductor de entre 700 y 1.000 euros al año».

Al menos 300 «gasineras»

«Es fundamental que se aumenten las inversiones en gasineras, porque no sirve de nada tener la tecnología y el mercado sin una infraestructura capaz de responder a las necesidades de los ciudadanos», ha demandado de Meo. Asimismo, ha resaltado que Seat está trabajando con diversos partners, asumiendo el reto de que España disponga de 300 gasineras en el año 2020.

Ante estas palabras, el director general de Seat en España, Mikel Palomera, también reclamó que los vehículos de GNC reciban el mismo trato que los eléctricos por parte de las administraciones, con el objetivo de que no se produzca una «discriminación tecnológica». Palomera aseguró que para fomentar la venta este tipo de vehículos -para lo que ya han realizado una gran inversión futura- se necesita una red de un mínimo de 300 estaciones de repostaje. «En cuanto tengamos esta cobertura ya no tendrá sentido comprar otro tipo de coches» sentenció.

Seat, referente en GNC

Seat comenzó a apostar por el GNC con el lanzamiento del Mii, el León TGI y el Ibiza, con el objetivo de «ser la marca de referencia en movilidad vehicular con gas natural, biogás y futuros combustibles sintéticos». De hecho, la firma española cuenta con el portfolio de coches GNC más amplio del Grupo Volkswagen y de Europa. A final de este año 2018, Seat también adaptará el modelo Arona, el único SUV GNC del mundo.

En España, las matriculaciones de vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido se han multiplicado por diez en lo que va de año y se espera que en 2030 un millón de coches de gas estén circulando en las carreteras y ciudades españolas. Para Seat, «el mercado español es el segundo más importante en términos de tecnología de GNC, después de Italia». Muestra de ello es que, en el primer trimestre de 2018, el fabricante español ha vendido en España más de 900 coches de gas, casi los mismos que en todo el año 2017.

IV Congreso de Gasnam

En la mañana del miércoles, bajo el lema «Gas natural: ecología inteligente para la movilidad», se inauguró este congreso que reunió a cerca de 800 profesionales del sector del transporte y la energía, empresas, periodistas y representantes de las administraciones públicas. A lo largo de la jornada, los asistentes disfrutaron de ponencias y mesas redondas sobre el presente y el futuro del gas natural como solución sostenible y económica para el trasporte terrestre y marítimo.

José Ramón Freire, presidente de Gasnam, destacó que «no hay ningún combustible como el gas natural para llevar al sector del transporte la energía renovable. El apoyo a la innovación y desarrollo de los fabricantes de vehículo y de los astilleros es clave para desarrollar una nueva economía en torno al uso del gas natural en el transporte».

Y tras su intervención, Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, señaló que «el plan Movea ha permitido introducir en el mercado 31 millones de euros en ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas. Este 2018 contamos con 16,6 millones de euros en ayudas; a esto hay que sumarle 50 millones de euros del Ministerio de Energía en el plan de energías alternativas. El gas natural está llamado a ser una energía fundamental hacia una movilidad basada en la ecología inteligente».