Así serán los coches en los que viajarán los niños en el futuro

Vehículos autónomos y propulsores de hidrógeno forman parte de las principales propuestas de movilidad a medio y largo plazo

MADRIDActualizado:

A través de los numerosos sistemas de ayuda a la conducción, cada vez más presentes en los vehículos actuales, estamos entrando poco a poco en la era del «Coche autónomo». La movilidad, tnarto por la oferta por parte de las amrdcas como por aprte de la demanda de los usuarios, está cambiando de forma muy rápida. Al mismo tiempo, los combustibles alternativos a la gasolina y el diésel gozan cada vez de más popularidad. Esto nos hace pensar en cómos erán los coches que conducirán los niñós del futuro.

Los investigadores del Laboratorio Proyecto IONIQ de Hyundai han estudiado con detenimiento cómo será la movilidad en un futuro no muy lejano, en el entorno del año 2030. Para esa fecha, los fabricantes de vehículos habrán sido capaces de poner en circulación modelos que dan respuesta a tres retos fundamentales: la movilidad sin emisiones, la conectividad y la conducción autónoma. Así, dentro de unos años, los automóviles podrán comunicarse con las señales de tráfico y con otros vehículos para evitar atascos y accidentes y serán capaces de realizar todas las funciones de conducción sin ayuda del conductor. Y todo ello en un entorno mucho más limpio y libre de emisiones de partículas y gases contaminantes.

Esta movilidad del futuro se refleja a la perfección en las ilusiones del protagonista de este vídeo, un niño que sueña con un coche eléctrico que le recoge en el colegio, interactúa con él, entiende sus necesidades e, incluso, le permite jugar y dormir en su interior. Esta ciudad imaginaria está plagada de coches autónomos, con pila de combustible de hidrógeno, capaces de encontrar rutas más cortas y seguras, comunicarse con su entorno, llamar a los servicios de asistencia de manera autónoma o buscar aparcamiento y recargarse sin la acción humana. Situaciones que pueden parecer utópicas en la actualidad, pero que cada día vemos más cerca.

Este coche inteligente y ecológico con el que sueña el protagonista tiene un nombre muy particular: NEXO. Este modelo, que llegará al mercado español tras el verano, adelanta muchas de las tecnologías que podemos esperar en el coche del futuro. De hecho, cuenta con un sistema de propulsión eléctrica alimentado por una pila de combustible de hidrógeno, que garantiza una alta autonomía y, lo que es más importante, una movilidad limpia y sin emisiones. Además, dispone del primer sistema en la industria automovilística que muestra mediante imágenes en directo de todo lo que pasa alrededor del vehículo, así como de un dispositivo de aparcamiento que realiza la maniobra sin que el conductor esté en el interior.

Este modelo, además, avanza en otro de los retos del futuro: la conducción autónoma. El último hito lo hemos vivido hace pocas semanas, cuando tres Hyundai NEXO equipados con sistemas de conducción autónoma de nivel 4 han cubierto sin incidentes los 196 kilómetros que separan Seúl de Pyeongchang a velocidades de hasta 110 km/h. El coche limpio, conectado, autónomo e inteligente de nuestro protagonista está cada día más cerca.

Estos avances se suman a los ya propuestos por Hyundai con modelos como el KONA EV o el innovador IONIQ, que en una misma plataforma puede equipar tres modos de propulsión electrificada. El IONIQ, además, ya ha realizado pruebas de conducción autónoma en Estados Unidos con resultados muy satisfactorios.