El tiburón de seis branquias del Atlántico tiene ahora una mejor oportunidad de supervivencia
El tiburón de seis branquias del Atlántico tiene ahora una mejor oportunidad de supervivencia - INSTITUTO SMITHSONIAN DE INVESTIGACIONES TROPICALES

Confirman que existen dos especies de tiburón de seis branquias

Tras décadas de incertidumbre, los científicos aseguran que los ejemplares del Atlántico difieren de los del Pacífico e Índico

Actualizado:

Un equipo de científicos acaba de confirmar con pruebas genéticas después de décadas de incertidumbre que los tiburones de seis branquias que residen en aguas del Atlántico (mar del Caribe y golfo de México) son una especie diferente de sus homólogos de los océanos Índico y Pacífico.

Los investigadores explican este hallazgo en un artículo publicado en la revista Marine Biodiversity, donde señalan que la nueva especie se llama tiburón atlántico de seis branquias (Hexanchus vitulus).

Con antepasados que datan de hace más de 250 millones de años, mucho antes que los dinosaurios, los tiburones de seis branquias (llamados así por las seis aperturas branquiales a cada lado de la cabeza) están entre las criaturas más antiguas de la Tierra. No en vano, las especies de tiburones más evolucionadas tienen cinco aperturas branquiales.

Sin embargo, el hecho de que residan a profundidades oceánicas extremas, a veces a miles de metros bajo la superficie, los ha hecho especialmente difíciles de estudiar.

Los investigadores utilizaron 1.310 pares de bases de dos genes mitocondriales para determinar que existen suficientes diferencias genéticas en lo que durante mucho tiempo se había considerado una sola especie (Hexanchus nakamurai).

Así, los tiburones de seis branquias del Atlántico (Belice, golfo de México y Bahamas) y los del Pacífico (Japón) y el Índico (La Reunión y Madagascar) tienen un 7,037% de divergencia de secuencia genética.

«Demostramos que los seis branquias en el Atlántico son en realidad muy diferentes de los de los océanos Índico y Pacífico a nivel molecular, hasta el punto en que es obvio que son especies diferentes a pesar de que se ven muy similares a simple vista», apunta Toby Daly-Engel, profesor de Ciencias Biológicas en el Instituto de Tecnología de Florida (Estados Unidos) y autor principal del estudio.

Con una longitud de hasta 1,8 metros, los tiburones de seis branquias del Atlántico son mucho más pequeños que sus parientes del Indo-Pacífico, que pueden crecer hasta 4,5 metros o más. Tienen dientes inferiores únicos como sierras y seis hendiduras branquiales, cuando la mayoría de los tiburones disponen de cinco.

«Si lo sobreexplotamos no se repondrá en ninguna otra parte del mundo»

Daly-Engel destaca que el tiburón de seis branquias del Atlántico tiene ahora una mejor oportunidad de supervivencia a largo plazo gracias a su nueva clasificación. «Debido a que ahora sabemos que hay dos especies únicas, tenemos una idea de la variación general en las poblaciones de seis branquias. Entendemos que si sobreexplotamos a una de ellas no se repondrá en ninguna otra parte del mundo», recalca.