El número de gorilas de montaña supera los 1.000 ejemplares
El número de gorilas de montaña supera los 1.000 ejemplares - WWF

Ya hay más de 1.000 ejemplares silvestres de gorila de montaña

En la actualidad, es el único gran simio cuya población se considera en aumento, aunque su categoría de amenaza persiste

Actualizado:

El número de gorilas de montaña está aumentando gracias a los esfuerzos de conservación que en los últimos años desarrollan de manera conjunta los gobiernos africanos de la República Democrática del Congo, la República de Ruanda y la República de Uganda y la organización WWF en el macizo transfronterizo de Virunga. Esta área es una de las dos donde aún se observan ejemplares de la amenazada especie.

Los resultados del último censo realizado en el área transfronteriza de Virunga revelan que la población de gorila de montaña ha aumentado de 480 individuos en 2010 a 604, e incluye a 41 grupos sociales y 14 machos solitarios.

La población silvestre de gorila de montaña a nivel mundial se estima en 1.004 ejemplares, al sumar las cifras del citado censo con las publicadas por el Parque Nacional de la Selva impenetrable de Bwindi (donde se encuentra el resto de la subespecie, radicado al suroeste de Uganda). El gorila de montaña sería, pues, en la actualidad, el único gran simio cuya población se considera en aumento.

Sin embargo, durante el desarrollo del censo sus autores detectaron la persistencia de amenazas directas para el gorila de montaña: las trampas con cables o lazos. De hecho, los equipos encontraron y destruyeron más de 380 trampas; colocadas para atrapar antílopes, pero que también pueden matar o lesionar a los gorilas. Sin ir más lejos, una de las trampas descubiertas contenía un gorila de montaña muerto, asegura WWF en una nota. Desde la organización también advierten sobre nuevas amenazas en el horizonte para la especie, y más allá del cambio climático, como son el auge de las infraestructuras y «el espectro omnipresente de enfermedades, que tiene el potencial de devastar a las poblaciones restantes», alertan.

Los actuales conflictos y disturbios civiles en la región también suponen un riesgo constante, afectando a las personas y la vida silvestre. Varios guardabosques han sido asesinados en las últimas semanas en el Parque Nacional Virunga, en la República Democrática del Congo, subraya WWF.