El IPBES presentará un nuevo informe sobre el estado de los suelos
El IPBES presentará un nuevo informe sobre el estado de los suelos - ABC

Si seguimos así, la sexta extinción, la primera causada por humanos, no cesará

Advierten desde la Plataforma Intergubernamental sobre Diversidad Biológica y Servicios Ecosistémicos

Actualizado:

La humanidad está sobreexplotando el planeta y amenazando su propio bienestar al causar el declive de la flora y los animales en la Tierra; enfrentando la primera extinción de especies desde los dinosaurios, advirtieron el viernes expertos de todo el mundo.

«¡Estamos saboteando nuestro propio bienestar futuro!», manifestó Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental sobre Diversidad Biológica y Servicios Ecosistémicos (IPBES).

Si no se hace nada para detener la tendencia, el recurso pesquero en la región de Asia-Pacífico se agotará en 30 años y hasta el 90% de sus corales se verán seriamente deteriorados para 2050.

En África, más de la mitad de las especies de aves y mamíferos se perderán para el año 2100, advierte el estudio que ha compilado IPBES a partir de cuatro informes regionales de gran envergadura.

«El estado de la biodiversidad está empeorando», dijo Mark Rounsevell, uno de los coautores de este gran estudio presentado el viernes en Medellín, Colombia.

Existen formas de minimizar el impacto de las actividades humanas en el medio ambiente

«Esta tendencia alarmante amenaza las economías, los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas en todas partes», aseguran los expertos.

Durante tres años, más de 550 investigadores se han ofrecido como voluntarios para realizar estas evaluaciones, que sintetizan datos de alrededor de 10.000 publicaciones científicas en América, África, Asia-Pacífico y Europa-Asia Central. El resultado final cubre toda la Tierra, a excepción de las aguas internacionales de los océanos y la Antártida.

Los informes fueron analizados por más de 750 expertos y formuladores de políticas de 115 de los 129 países miembros de IPBES reunidos a puerta cerrada en Medellín durante toda la semana pasada. Y escribieron resúmenes para guiar a los líderes hacia la protección de la biodiversidad.

«Demasiadas personas todavía piensan que el medio ambiente es un lujo, pero no lo es», se lamentó Anne Larigauderie, secretaria ejecutiva de IPBES, que vinculó la biodiversidad y el cambio climático.

Recursos naturales

En Europa y Asia Central, «la población de la región consume más recursos naturales renovables de los que produce», advirtió el profesor suizo Markus Fischer.

Antes de esta sexta sesión, IPBES ya había advertido que la Tierra enfrenta una «extinción masiva» de especies, la primera desde la desaparición de los dinosaurios hace unos 65 millones de años y la sexta en 500 millones de años atrás.

«Con los efectos crecientes del cambio climático (...) esta pérdida podría llegar al 40% para 2050» en las Américas, donde ya asciende al 31%, apuntaron los expertos para esta región.

En el siglo pasado, dos especies de vertebrados desaparecieron cada año de media en la Tierra. Otro está a punto de desaparecer tras la reciente muerte de «Sudán», el último rinoceronte macho blanco del norte.

«Si continuamos así, la sexta extinción, la primera causada por humanos, continuará!», subrayó Watson, agregando que «la buena noticia es que no es demasiado tarde».

Porque los informes de IPBES también sugieren formas de minimizar el impacto de las actividades humanas en el medio ambiente: crear más áreas protegidas, restaurar áreas degradadas y desarrollar una agricultura sostenible.

La población mundial seguirá creciendo

«Debemos tener en cuenta la biodiversidad en nuestra forma de gestionar la agricultura, la pesca, los bosques y la tierra», subrayó el presidente de IPBES, consciente de que la población mundial seguirá creciendo.

«El mundo está desperdiciando cerca del 40% de los alimentos que produce. Si pudiéramos reducir el desperdicio de alimentos, no necesariamente tendremos que duplicar su producción en los próximos 50 años», sugirió.

Hoy, IPBES lanzará un quinto informe, el primero de su tipo sobre el estado de los suelos del planeta, degradados por la contaminación, la deforestación, la minería y las prácticas agrícolas insostenibles.