Joaquín Sainz de la Maza / J.M. SERRANO

Entrevista al presidente del Consejo de Cofradías

«Se trabaja ya en la reorganización de toda la Semana Santa»

En el aniversario de su elección, Joaquín Sainz de la Maza le da un notable al primer año del Consejo de Cofradías que preside

Por  8:00 h.

¿Qué nota le pone al Consejo en este primer año de mandato? «Siendo autocríticos pongo un siete» Joaquín Sainz de la Maza se encuentra razonablemente satisfecho de este primer tramo de su presidencia. De todo lo ocurrido en estos doce meses cree que lo mejor han sido las elecciones de los pregoneros o de los cartelistas. «En general —comenta— han gustado y también me siento satisfecho de ver que tengo un equipo cohesionado que tiene mucha ilusión por hacer las cosas cada vez mejor». En el otro extremo, lo más delicado que ha vivido fueron los sucesos de la Madrugada en una Semana Santa que en su opinión estaba siendo extraordinaria.

En varias ocasiones ha comentado que si tiene que meterle el bisturí al orden de las cofradías o a los itinerarios no le temblará el pulso. Pero hay que esperar aún. «2018 no será el año. Hay temas pendientes que no son fáciles de ponerlos en práctica. Hay que tocar cosas y al menos presentarlas para que después se aprueben. Pero sí, se está trabajando desde hace tiempo en esa posible reorganización de la Semana Santa, se están escuchando propuestas que le llegan a los delegados pero es un trabajo que se hace con discreción»

La reforma de la Madrugada, sin embargo, sí se verá para el año que viene. «Es un compromiso —dice— de los hermanos mayores. Aquí se tendrán en cuenta las recomendaciones del Cecop porque tenemos que ir de la mano Ayuntamiento y Consejo. Ellos ponen las normas de seguridad, no se meten en los itinerarios, pero si dan recomendaciones hay que cumplirlas como la de evitar la concentración de cortejos. En septiembre trabajaremos juntos. Cuando llegue la hora pediremos algo más de precisión por si eso afecta a lo que pasa en Reyes Católicos y Murillo o en el cruce de la Esperanza con el Gran Poder. Si dicen que sí, será uno de los temas a tratar. Ya he tenido una reunión con los hermanos mayores y están concienciados. Esperemos que ahora haya menos problemas porque una cosa es lo que se habla y otra la toma de decisiones». Piensa que no es lo ideal que solo la Madrugada empezará por la Catedral «pero si por motivos de seguridad hubiera que hacerlo, se hace». Ya estudian distintos proyectos de reforma de la carrera oficial aunque «ahora mismo no creo que haya viabilidad para ninguno. Hay cosas interesantes, realizables y utopías»

Sobre la petición de la Milagrosa de entrar en la Semana Santa cree que «está perfectamente legitimada y la solución está en los estatutos. Si las dos terceras partes del día que quieren dicen que sí, pues sí y si dicen que no, pues no». ¿Empezar la Semana Santa en Sábado de Pasión? «Estoy totalmente de acuerdo con el Arzobispo, litúrgica y doctrinalmente no hay problema. Es lo mismo que pasaba antes con la misa dominical. A partir del sábado a la hora nona, estamos en domingo». Y no cree que si las vísperas tuvieran el mismo dinero que las demás se rebajaría la presión por ir a la Catedral. «Eso implicaría —dice— reconocer que el problema que les mueve es económico. Pero yo no quiero pensar eso. Ni lo pienso».

Al anhelo de conseguir San Hermenegildo dice rotundamente no. Para el Museo de la Semana Santa quiere dejar sentadas las bases y sobre el Corpus es moderado: «Yo no pondría cortapisas. No pasaría del blanco al negro. Hace tiempo el Cabildo Catedral recurrió a las hermandades porque la procesión era nada. Lo importante es que todo el mundo sea consciente a lo que va. Que no todo es ir para ver y te vean. Porque cuando termina la procesión con la bendición del Santísimo, allí de las hermandades no hay nadie. Eso es una realidad».