Marta compró incienso y visitó a un bordador el día de su desaparición

Por  2:58 h.

Semana Santa 2009 - Cofradías: Marta El padre de Marta del Castillo, la joven desaparecida el pasado 24 de enero, ha asegurado que el día de su desaparición, la chica había estado muy feliz durante toda la mañana. “Bajó por la mañana para comprar un incensario y, cuando subió a casa, estuvimos quemando incienso. Parecía el piso una iglesia”, aseguraba ayer Antonio del Castillo a los periodistas que aguardaban a las puertas de su casa.

Incluso, el padre de Marta confirmó que la tarde en la que desapareció; antes de regresar a casa, Marta había ido a Triana a ver a un joven bordador que se está iniciando en el oficio.

Cofrade

En efecto, Marta era cofrade. No era hermana de ninguna hermandad pero su devoción por la Semana Santa era evidente. La familia desea que, pronto, en su casa vuelva a oler incienso… será señal de que Marta ha regresado.

Especial ¿Dónde está Marta?