Antigua fotografía del paso del Nazareno del Silencio
Antigua fotografía del paso del Nazareno del Silencio

HISTORIA

El año que el Silencio decidió no salir por un cambio polémico en Semana Santa

En 1889, una modificación inesperada en la carrera oficial propició la negativa de la hermandad de la Madrugada de realizar la estación de penitencia

Por  10:00 h.

La Carrera Oficial de la Semana Santa ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia. Tal y como afirmó el Consejo de Hermandades y Cofradías, está previsto que antes de 2020 se lleve a cabo una remodelación de la Carrera Oficial para adecuarla a las necesidades del siglo XXI.

Y es que con el paso de los años, la Carrera Oficial se ha adecuado a demandas de sus cofradías y los acontecimientos que tenían lugar en la ciudad, es decir, siempre ha sido una herramienta de orden adaptable.

Ya a finales del siglo XIX, en concreto en 1889, la Carrera Oficial sufrió una primera modificación importante y transitoria. El 1 de agosto de 1888 un terremoto de baja intensidad provocó la rotura del pilar, que arrastró a su vez cuatro arranques de bóvedas que descansaban sobre él y que provocó el hundimiento del crucero y la destrucción de parte del órgano, la verja, la vidriera y parte del órgano. El segundo cimborrio de la Catedral de Sevilla se vino abajo. Las obras de restauración duraron casi tres décadas. Así las cosas, durante los primeros 10 años las cofradías se ven obligadas a dejar de pasar por el interior de las naves. De esta forma, las hermandades deben encontrar una alternativa para seguir realizando la estación de penitencia. La primera solución llegaría en 1889.

Al final las cofradías optarían por seguir realizando las misma Carrera Oficial que estaba establecida en años anteriores, pero en vez de pasar por el interior de la Catedral, pasaron por el exterior, es decir, por las Gradas (Plaza del Triunfo). Frente a la puerta de la Asunción o del Obispo, se colocó un altar portátil para realizar la estación de penitencia en 1889.

Ante tal tesitura pasó algo imprevisto. La hermandad del Silencio no contemplaba en sus reglas realizar la estación de penitencia ante un altar portátil, y por lo tanto, en la Semana Santa de 1889 no salió por las calles de la ciudad, algo que creo una tremenda polémica.

Lo cierto es que la medida cautelar adoptada para el mencionado año no prosperó. En la Plaza del Triunfo no había mucho público y el escenario no cautivó a los sevillanos de la época.

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Últimas noticias deIgnacio Cáceres (Ver todo)