Antonio Vargas restaurará un manto donado por los Duques de Montpensier a la Virgen del Valle

Por  19:48 h.

Image Image El taller de bordados del joven artista sevillano Antonio Vargas restaurará el manto color salmón de la Virgen del Valle, que recibe culto en el Templo de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada (Los Gitanos). Este manto fue donado por los Duques de Montpensier a esta imagen mariana, tirular de la Congregación de religiosas de las hijas del Sagrado Corazón de Sevilla.

La Virgen del Valle tenía mucha devoción entre los sevillanos que iban a visitarla a la antigua iglesia del mismo nombre, propiedad en aquel entonces de la Congregación de las Hijas del Sagrado Corazón antes que fuera adquirida por la Hermandad Sacramental de Los Gitanos. ImageRico ajuar: donación del Rey Carlos III Esta imagen Mariana tenía un inmenso ajuar, rico en ornamentos y ternos, pero en el mismo destacan dos de gran valor y antigüedad. Uno de ellos es el conjunto celeste bordado en plata, regalo a la imagen por parte del rey Carlos III, el mismo se compone de saya , manto y traje del niño Jesús , compuesto por una cenefa de bordado milimétrico con hilos del color antes mencionado en canutillo. Las técnicas que en él se emplearon, a día de hoy están en desuso en el arte del bordado sevillano y, como curiosidad, hay que añadir que la tela en la que se confeccionó es la del traje de pedida de la mujer del Rey Carlos III. Este conjunto, hoy por hoy, lo sigue utilizando la imagen para sus cultos anuales.

El manto de los Duques de Montpensier

Otra joya que custodian los armarios de la Congregación de las Hijas del Sagrado Corazón es este que nos ocupa, el conjunto color salmón, regalo a la imagen por los Duques de Montpensier. El mismo se compone de saya, manto y traje del niño Jesús. Debido al mal estado de la obra, la congregación de religiosas han confiado en el taller de Antonio Vargas para su restauración y posterior pasado a nuevo tejido ya que el actual se encuentra en muy malas condiciones.

Image Image Según comenta Antonio Vargas “es una obra anónima; de igual manera desconocemos el obrador o las manos de quien pudiera haberlo realizado, pero la obra en sí es una maravilla. El bordado está en muy buenas condiciones para la época de la que se trata. Habría que realizarle una limpieza para eliminar la suciedad de los años y ya, de por sí, no desaparecerá del todo ya que la obra ha sido realizada en hilo de oro entrefino el cual con el paso del tiempo oscurece más pronto que el de oro fino. Se pasaría a un nuevo tejido, en este caso, moaré de la misma tonalidad o parecida ya que el color de la tela originaria (raso de seda) ha desaparecido.

Eso si, habría que respetar completamente el diseño originario del mismo”. Una joya del patrimonio sevillano que se vuelve a recuperar para las generaciones venideras.

Image

Plazos de ejecución

Estas labores de restauración van a iniciarse en breve en este taller sevillano capitaneado por Antonio Vargas y tiene previsto un plazo de terminación de unos tres meses por lo que en la próximas navidades ya estarán concluídos los trabajos sobre esta singular pieza del bordado.